BOLSA

MásMóvil, mayor exigencia

Muchos bol­sistas son de la opi­nión de que MásMóvil ya ha gas­tado casi toda su ar­ti­llería con las subidas en ver­tical re­gis­tradas entre 2017 y prin­ci­pios de 2018. Ahora, y más tras su lle­gada al Ibex 35, de­berá asumir una época de mayor exi­gencia y re­va­lo­ri­za­ciones mucho menos es­pec­ta­cu­la­res.

Una buena muestra es su pobre avance en el año. Prácticamente opera plana, pese a cerrar el primer semestre del ejercicio con cifras récord en ingresos y Ebitda. Es más, el grupo presume de seguir liderando el crecimiento del mercado español de las telecomunicaciones sin que eso llegue a impresionar al mercado.

Su principal objetivo y ambición es mantenerse como uno de los operadores más dinámicos, con sus propias infraestructuras fijas y móviles y con los clientes más satisfechos. Eso se está reflejando en sus resultados comerciales, creciendo en todos los segmentos del mercado. Así lo demuestran las 645.000 altas netas sumadas durante la primera mitad del año entre postpago móvil y banda ancha fija. Cifra que le ha llevado a superar los 8,3 millones de clientes totales.

Unos buenos números en su cuenta de resultados que le ha permitido alcanzar un beneficio ajustado de 54 millones de euros. No obstante, el mercado le está pasando factura por las pérdidas netas de 34 millones debido al impacto de la compra de bonos convertibles de Providence, aunque esto no suponga salida de caja neta.

Al contrario que el mercado, los analistas se muestran mucho más positivos con MásMóvil. De las más de diez casas de análisis que siguen al valor, casi todas recomiendan comprar o sobreponderar, salvo una que aconseja mantener.

El precio objetivo medio si situaría cerca de los 27 euros por acción, por encima de los máximos a cerca de 26 euros registrados por el valor a finales de marzo de 2018. Eso supone un potencial alcista superior al 35% desde su actual cotización de mercado. Un notable exceso de optimismo a juicio de los expertos técnicos, pues para llegar a esos niveles deberá superar antes importantes resistencias en su camino. Algo complicado incluso cambiando las pésimas condiciones actuales del mercado.

Artículos relacionados