JP Morgan eleva el precio ob­je­tivo de Ferrovial tras el cambio de con­se­jero de­le­gado

Las constructoras exhiben músculo en bolsa con el apoyo de los analistas

Todo el sector al­canza ga­nan­cias de doble dí­gito este año salvo ACS y FCC

Sacyr
Manuel Manrique, Sacyr

El sector cons­tructor está ha­ciendo una ex­hi­bi­ción de fuerza tam­bién en el es­ce­nario de un duro ve­rano mar­cado por el 'Brexit' y la guerra co­mer­cial. Aunque la ma­yoría de las grandes com­pañías del sector acu­mulan ya im­por­tantes subidas en lo que va de 2019, ges­tores e in­ver­sores se re­sisten bajar de un carro muy ren­table este año. Tras la ca­ta­rata de no­ti­cias de los úl­timos días, el mer­cado sigue re­for­zando su apuesta de altos vuelos por el sec­tor.

"No hay demasiadas alternativas en el mercado. Con el sector bancario cada vez más fuera de las carteras y el eléctrico sometido a una fuerta presión regulatoria y marcado también por la incertidumbre política, la construcción es la reina", señalan fuentes del mercado. De momento, el sector no deja de marcar diferencias. Este año, el Ibex 35 Construcción sube alrededor de un 20%, siete veces más que el Ibex 35. Nadie le puede aguntar el ritmo.

El sector, que este lunes se limitó a corregir en línea con el mercado, sigue contando con el apoyo de los analistas. JP Morgan hizo una nueva demostración subiendo el precio objetivo de Ferrovial desde los 26 hasta los 27 euros. Una mejora muy significativa (sólo Barclays apunta tan alto en la compañía entre las firmas que han revisado a Ferrovial este verano) que se produce después del anuncio del próximo cambio del consejero delegado del grupo. Los expertos no muestran inquietud alguna a pesar de un movimiento tan relevante.

La salida de Íñigo Meirás para dar paso a Ignacio Madridejos a partir del próximo 1 de octubre ha sido recogida con máxima tranquilidad por el mercado, que considera que no habrá cambios relevantes en la gestión de la compañía. En un momento de mercado muy difícil, Ferrovial se mantiene muy cerca de su máximos del año. Un ejercicio en el que sube alrededor de un 35%, por encima del cerca del 30% de Acciona y del 8% de ACS.

La compañía que preside Florentino Pérez es la que más está sufriendo en bolsa en las últimas jornadas, marcada por los resultados de su participada (a través de Hochtief) australiana Cimic. No obstante, la corrección de ACS llega desde los máximos del año marcados a mediados de julio. Muchos inversores han aprovechado la decepción de Cimic para realizar beneficios en la empresa española, cuyos fundamentales no han cambiado según los analistas.

En el mercado continuo, la constructoras viven días felices, con grandes subidas superiores al 50% para San José (lanzada por la operación Chamartín) y OHL, mientras que otro clásico como Sacyrs se revaloriza alrededor de un 25%. Sólo FCC, que sigue en los mismos niveles de principios de año, se queda fuera de este ritmo alcista al que muchos gestores auguran continuidad con el principal argumento de que los resultados semestrales han sido positivos.

"No ha habido sorpresas negativas. Las constructoras siguen haciendo valer su gran diversificación geográfica, que en estos momento las convierte en valores defensivos de primer orden. Puede que los precios estén un poco ajustados ya a estos niveles, pero el dinero va a seguir entrando a buen ritmo", señalan en un 'broker' nacional que recalca que ningún otro gran sector cotizado está más y mejor vacunado contra la incertidumbre reinante.

Artículos relacionados