Monitor de Consumo Bancario

Aumenta un 400% en el primer se­mestre del año

El fraude en las tarjetas bancarias se dispara

El cre­ci­miento de las com­pras on­line en España es clave en el in­cre­mento

Servicios bancarios
Fraude en tarjetas bancarias

La ci­ber­de­lin­cuen­cia, una de las la­cras del nuevo si­glo, pro­sigue su im­pa­rable as­censo. Durante los pri­meros seis meses de 2019, el nú­mero de de­litos de fraude con tar­jetas ban­ca­rias ha ex­pe­ri­men­tado un au­mento del 400%, una cifra co­losal que se ex­plica, en gran parte, por la mayor pe­ne­tra­ción de las com­pras on­line en España.

El dato procede del informe semestral de ciberamenazas de la empresa de servicios antifraude Botech FPI, que para su último sondeo ha ampliado el número de fuentes estudiadas relacionadas con tarjetas comprometidas en los últimos 6 meses. Las fuentes consultadas han permitido registrar un total de 10.121 tarjetas comprometidas, según informa la compañía.

Más comercio online, igual a más delitos

El mes de mayo ha sido el más pródigo en cantidad de 'plásticos' afectados por fraude: 3.068, un 30% del total. Le siguen en el podio abril y junio, con 2.567 y 2.558 tarjetas sobre las que se cometió algún tipo de estafa.

La seguridad frente a las ciberamenazas que acechan a las tarjetas de crédito y débito es, subraya el informe, una de las grandes preocupaciones de los consumidores de nuestro país, especialmente tras la imparable escalada del comercio online. De hecho, los ciberdelincuentes se han especializado en sustraer los datos de los 'plásticos' cuando son utilizados para realizar compras a través de Internet.

"El objetivo de este informe es dar a conocer la evolución de las diferentes técnicas de fraude online más comunes, ya que la ciberdelincuencia evoluciona al mismo ritmo que lo hacen las nuevas tecnologías y debemos estar preparados para combatirla"-señalan desde Botech FPI- "Los ciberdelincuentes usan técnicas cada vez más complejas para acceder a nuestros datos bancarios, por lo que es importante monitorizar e informar de su evolución, para así poder identificarlos a tiempo, predecir sus acciones y minimizar su impacto tanto en empresas como en particulares".

Malware en Android

Durante el primer semestre del año, la compañía ha estudiado un total de 232.128 ficheros. El 'malware' (archivos maliciosos introducidos para cometer algún tipo de robo) más detectado es el que opera en la plataforma Android.

Dentro de este tipo de programas fraudulentos, el dominante es el tipo Anubis, con aproximadamente un 60%; seguido del Bankbot (10%), también de la plataforma de Android. La treta más usada en esta plataforma consiste en conseguir permisos para la lectura y monitorización de los SMS, para evitar el doble factor de autenticación. Así, si los ciberdelincuentes consiguen acceso a una cuenta, pueden realizar transacciones y validarlas leyendo el SMS de autenticación.

Por su parte, la familia de 'malware' Trickbot -que es "la primera familia de plataforma Windows que afecta a los clientes de Botech FPI", señala la empresa- alcanza el 5% del total de archivos maliciosos reportados.

El phishing acecha a los bancos

El phishing es una forma de estafa on-line que consiste en el envío de correos electrónicos que simulan provenir de entidades u organizaciones de confianza (bancos o cajas de ahorro, por ejemplo). A través de estos e mails, los cibercriminales intentan captar datos confidenciales del usuario, que posteriormente son utilizados para la realización de algún tipo de fraude.

Botech FPI señala que en el primer semestre ha detectado 1.327.500 casos de phishing. Concretamente, en los meses de febrero y marzo se observa un gran incremento de los incidentes, ya que se han detectado más del 50% de los casos de phishing en estos dos meses. Una de las principales conclusiones del estudio es que el phishing de malware, un tipo de phishing que intenta que el usuario descargue y ejecute una aplicación maliciosa -normalmente para la plataforma Android-, ha experimentado un crecimiento exponencial.

Del informe se extrae que el sector más afectado por este tipo de fraude es el financiero, con un 39,1% de los casos, seguido de los servicios online con un 13,3% y de los servicios de pago digital con un 12,1%. Los menos afectados, sin embargo, son las administraciones públicas y las aseguradoras con un 0,9% y 2,1% de casos, respectivamente.

Artículos relacionados