DESDE EL PARQUET

Ferrovial al cielo

Ferrovial ha ce­rrado un es­pec­ta­cular mes de agosto, en el que ha com­pe­tido mano a mano con Cellnex y Mediaset por li­derar las ma­yores ga­nan­cias del se­lec­tivo, re­for­zando así una es­pec­ta­cular tra­yec­toria en el año. Aunque to­davía no ha con­se­guido el punto de equi­li­brio en sus cuentas tras los úl­timos años de di­fi­cul­ta­des, el grupo no ha de­jado de batir ré­cords his­tó­ricos en Bolsa desde fe­brero.

Una carrera alcista que ha tomado impulso en agosto con una revalorización en el mes del 10% que le ha permitido superar por primera vez en su historia la barrera de los 26 euros por acción. Una trayectoria alcista de la que no hay indicios de la que vaya a salir a corto y medio plazo. Para ello está ofreciendo argumentos de peso a los inversores.

Al cierre del primer semestre, el grupo constructor y de servicios registró unas pérdidas de 6 millones de euros, un 90% inferiores a los 72 millones contabilizados en junio del 2018. El grupo con todo está ya bien encaminado hacia la senda del beneficio teniendo en cuenta el impacto en sus resultados de la provisión de fondos por 345 millones de euros ante la pérdida de algunos contratos de construcción en Estados Unidos.

En los próximos meses se espera además un impacto positivo de las elevadas plusvalías por la venta del 65% de la autopista de Costa del Sol que deberán contrarrestar más que de sobra el impacto negativo que tendrá a futuro el acuerdo con el Ayuntamiento de Birmingham al que tendrá que pagar a plazo unos 234 millones de euros.

A lo largo del mes de agosto, el grupo no ha dejado además de cerrar operaciones que seguirán engordando su cuenta de resultados. Entre ellas destaca la ampliación de las cabeceras de pistas del aeropuerto de Gran Canarias por un importe de 14 millones de euros o la adjudicación a un consorcio liderado por su filial Cintra de un contrato de más de 800 millones para la construcción y gestión de una autopista en Texas.

En estos días, además, el grupo ha vendido un 11,7% de la concesión de la autovía de la Ruta del Cacao con unas plusvalías cercanas a los 11 millones de euros.

En agosto, también ha habido algunas sombras como la rescisión de forma unilateral por parte del aeropuerto de Denver de un contrato adjudicado hace dos años a un consorcio liderado por Ferrovial valorado en cerca de 600 millones de euros. Un golpe que ha coincidido con una resolución judicial en Canadá que le impide elevar su participación en la autopista 407 ETR, uno de sus activos estrella.

Inconvenientes que apenas se han dejado notar en la espectacular marcha del grupo en Bolsa, pero de no haber existido se podría estar hablando de valoraciones aún mucho más altas de Ferrovial. No en vano, de los 16 analistas que siguen la compañía en la actualidad, la gran mayoría mantiene una recomendación de comprar o sobreponderar frente a tan solo una casa de análisis que recomienda recoger beneficios.

Artículos relacionados