BOLSA

Más del 12% del PIB es­pañol de­pende de este sector vital de la eco­nomía

Las alertas retumban con sonidos alarmantes en el sector automovilístico

CIE Automotive, Lingotes Especiales y Gestamp ca­pean el tem­poral como pueden

Automovil.
Sector del automovil.

La ame­naza de la re­ce­sión afecta a todos los sec­tores pero al­gunos que son claves para la eco­nomía es­pañola (el au­to­móvil re­pre­senta más del 12% del PIB) mucho más. La evo­lu­ción del au­to­mo­vi­lís­tico siempre ha sido uno de los prin­ci­pales ba­ró­me­tros para co­nocer la ten­dencia de la eco­no­mía. Y los datos de julio no in­vitan al op­ti­mismo. El pa­sado mes, y todo apunta a que han se­guido así en agosto, las ma­tri­cu­la­ciones de tu­rismo y to­do­tee­rrenos su­frieron una caída del 11% res­peto al mismo mes del pa­sado ejer­ci­cio.

Pero más preocupante aún es el descenso del 6,5% en el conjunto de los siete primeros meses del año, una cifra mucho peor de la prevista por la asociación de fabricantes Anfac que esperaba un descenso del 3% en el peor de los casos. Una tendencia negativa de la demanda en medio de las crecientes tensiones comerciales que se está reflejando también en el resto de principales economías mundiales.

Un mal síntoma para las empresas cotizadas españolas más vinculadas al sector. CIE Automotive, Lingotes Especiales y Gestamp.

De las tres, CIE es la de mayor peso con una capitalización de 2.600 millones de euros que le permitió dar el salto al Ibex 35 hace algo más de un año. Desde entonces, y tras el peor estreno en el selectivo en la última década, el grupo no ha logrado levantar cabeza. El fabricante de componentes para automóviles ha pasado a cotizar a más de 34,5 euros por acción a luchar por no perder la referencia de los 20 euros tras perder más de un 40% de su precio en poco más de un año.

En lo que va de año, la compañía ha logrado amortiguar los descensos, lo que invita a pensar en que los 20 euros estaría ejerciendo como un sólido suelo y explicaría las favorables recomendaciones de los analistas que la siguen. Sin embargo, los expertos técnicos no la tienen todas consigo, sobre todo a medio plazo, mientras persistan las turbulencias comerciales y sus efectos perniciosos en el sector, incluso a pesar de su excelente diversificación geográfica.

Lingotes Especiales está aguantando mejor la sacudida en el sector con un alza acumulada de cerca del 30% en el año. En las últimas semanas, sin embargo, ha empezado a invertir la tendencia alcista y ha entrado en una peligrosa dinámica bajista que podría estar comprometiendo sus niveles de soporte sobre los 13,5 euros por acción.

La evolución de Gestamp tampoco invita al optimismo. Tras una fase de consolidación en el inicio del año, ha vuelto a entrar en una fase descendente que le ha llevado a acumular una caída cercana al 20% en el acumulado del ejercicio. En estos días, el valor ha perdido la cota de los 4 euros por acción que de no recuperar pronto sería la confirmación del mal momento del valor, abriendo las puertas a nuevas caídas.

El conjunto del sector, sin embargo, podría obtener algo de oxígeno a corto plazo después de las recientes medidas de estímulos adoptadas por China que incluyen la retirada de limitaciones a la industria del automóvil, pero cuyos efectos aún están por determinar siendo aconsejable mantenerse al margen.

Artículos relacionados