ACS logra otro contrato en el mayor proyecto de la historia de Queensland por 550 millones

ACS
ACS

Cimic, filial australiana de ACS, ha logrado un nuevo contrato dentro del proyecto de construcción de una nueva línea de metro en Brisbane bajo el río de la ciudad, la que se considera mayor obra de la historia del Estado de Queensland.

El contrato conseguido ahora en consorcio consiste en la instalación de todos los sistemas del túnel, un trabajo estimado en 900 millones de dólares australianos (unos 550 millones de euros) que se suma a la construcción del propio túnel, 'obra estrella' del proyecto que Cimic ya logró, también en consorcio, a comienzos de año, por unos 3.400 millones de euros.

De esta forma, la filial de compañía que preside Florentino Pérez no sólo refuerza su presencia en este 'megacontrato' australiano, sino que suma más proyectos a su cartera de obras en Australia, su segundo mayor mercado por ingresos por detrás de Estados Unidos.

El proyecto logrado ahora consiste en la instalación de todos los sistemas de la línea, desde los de señalización hasta los de telecomunicaciones.

El denominado 'Cross River Rail' de Brisbane supone construir una línea de metro de diez kilómetros de longitud en Brisbane, de los que 5,9 kilómetros discurren en un túnel bajo el río de la ciudad. Además, abarca la ejecución de seis estaciones, cuatro de ellas subterráneas y otras dos en superficie.

La línea atravesará la ciudad de Brisbane, dado que discurrirá entre el parque de Dutton, al Sur del centro financiero, y la estación de Roma, en el Norte.

Posteriormente, una vez que la línea esté en servicio, previsiblemente en 2024, Cimic, a través de su filial UGL, se encargará de su mantenimiento durante los próximos 24 años.

Con la construcción de esta histórica infraestructura, Queensland busca reducir la congestión del tráfico de la ciudad de Brisbane y hacer la ciudad más "habitable", según indicó la entidad pública promotora del proyecto.

Artículos relacionados