LA SEMANA BURSÁTIL

La guerra comercial tensa a la Bolsa

Las nuevas me­didas aran­ce­la­rias to­madas por China contra los pro­ductos de Estados Unidos y la ai­rada res­puesta del pre­si­dente Trump han reavi­vado la guerra co­mer­cial, en­tur­biando los pre­pa­ra­tivos de Estados Unidos para una nueva ronda de con­ver­sa­ciones y vol­viendo a poner al mer­cado contra las cuer­das. Esto va a peor y nadie lo arre­gla.

El índice Ibex 35 cerró la semana pasada con una caída acumulada del 0,25% para deslizarse de nuevo hasta los 8.650 puntos.

La interminable lucha de las principales economías mundiales por el control comercial ha tirado por los suelos el primer amago serio del dinero por volver a la renta variable ante la expectativa de que los grandes bancos centrales retomen la política de estímulos en septiembre una vez confirmados los síntomas de debilidad económica mundial.

En cualquier caso, las medidas de prudencia de los inversores siguen siendo extremas. Máxime después que las actas de la última reunión de la Reserva Federal publicadas la semana pasada hayan puesto de manifiesto que el recorte de tipos de julio se debió tan solo a un pequeño reajuste de su política monetaria y no tanto un ciclo de relajación más agresivo.

Estimación que ha ratificado el presidente de la entidad americana, Jerome Powell, en la tradicional reunión veraniega de banqueros centrales en Jackson Hole. Una reunión que junto al resultado del G7 puede marcar el arranque de esta semana en los mercados de valores internacionales. Aunque esta visión puede cambiar en breve si el rebrote de las tensiones arancelarias empiezan a socavar la economía norteamericana, como parece lo más lógico.

El escenario que se abre para la recta final del año, en cualquier caso, se presenta realmente complicado. Muchos operadores creen que los ajustes todavía no han terminado con una guerra comercial que amenaza con enquistarse. A ello se deben sumar las tensiones por el Brexit y las incertidumbres políticas en Italia y España, con elevado riesgo de adelanto electoral, son una clara amenaza para los mercados. Según algunos analistas, al Ibex 35 aún le quedaría recorrido bajista hasta los 8.200 puntos, donde encuentra ahora su principal soporte.

Agenda financiera internacional

Los inversores se despedirán esta semana de un intenso mes de agosto con una batería de indicadores de inflación, confianza, empleo y crecimiento, que seguramente volverán a poner a prueba el delicado pulso de los mercados. Conviene tener en cuenta que todos los días de la semana, al menos habrá un dato de confianza.

La sesión de hoy lunes arrancará con los datos de confianza empresarial del instituto económico alemán IFO, así como con los pedidos de bienes duraderos y la capacidad de utilización en Estados Unidos.

El martes se esperan las ventas al por menor en Alemania y la revisión del PIB del segundo trimestre en Alemania que seguramente vendrá a confirmar los síntomas de ralentización económica del principal motor de la zona euro, mientras que al otro lado del Atlántico destacará el índice de confianza de los consumidores que podría estar en franco retroceso ante las muestras de debilidad de la economía norteamericana en plena guerra comercial.

En la jornada del miércoles, la atención se centrará en el índice de confianza consumidora GFK en Alemania y en el agregado monetario M3, dinero en manos del público, que el BCE utiliza como una de sus principales referencias para fijar su estrategia en política monetaria.

Bastante más cargada de citas importantes llegará la agenda financiera del jueves. Este día se publicará el IPC de España y Alemania. En el país germano se espera además la tasa de paro, mientras que la zona euro se dará a conocer los índices de confianza consumidora, clima empresarial y sentimiento económico. Desde Estados Unidos llegará el PIB del segundo trimestre que habría crecido a un ritmo del 2,4%, los inventarios al por menor y el índice de ventas pendientes.

También será muy intenso el viernes, En esta última sesión de la semana y del mes, los inversores deberán estar pendientes a primera hora de la producción industrial y de la tasa de paro en Japón, de la confianza consumidora en el Reino Unido y de las cifras de la balanza comercial y las ventas al por menor en España. Conforme avance la sesión, las miradas se centrarán en el IPC y la tasa de paro en la zona euro. Ya por la tarde, en Estados Unidos se esperan los ingresos y gastos personales, el deflactor del PCE y el índice de confianza de la Universidad de Michigan.

Artículos relacionados