BOLSA

Airtificial, duda razonable

La buena marcha de Airtificial Intelligence Structures, con la en­trada en be­ne­fi­cios a prin­ci­pios de año y la con­se­cu­ción de nuevos con­tratos para su car­tera de pe­di­dos, no se está de­jando notar en su co­ti­za­ción. Muy al con­tra­rio, pese a re­puntes pun­tua­les, la com­pañía se mueve en zona de mí­nimos his­tó­ricos con una caída acu­mu­lada en el año de más del 5%.

Al cierre del primer trimestre, la compañía resultante de la fusión de Ynipsa y Carbures, logró un beneficio neto de 21.000 euros frente a las pérdidas de 176.000 euros de un año antes. Pero más importante aún fue el incremento de sus ingresos hasta los 21 millones de euros, lo cual supuso cuadruplicar los contabilizados en marzo de 2018. Una mejora debida en gran medida a la unidad de robots, responsable de la mitad de su facturación.

Las expectativas de esta área para este año son magníficas con una estimación de crecimiento del 15% como mínimo. Estas buenas previsiones de han visto confirmadas después de la batería de contratos recibidos en los últimos meses. Solo en julio, obtuvo pedidos por un total de 10,5 millones de euros distribuidos entre México, EEUU, Polonia y China. Contrataciones que están consolidando la estrategia global y el crecimiento de todas delegaciones de Intelligent Robots.

En estos días, el mercado ha recogido además con especial interés la firma de un contrato en Colombia de un consorcio en el que participa su filial Civil Woks para el control y supervisión del mantenimiento de las operaciones de carga y transporte en dos tramos de vía férrea, que abarcan un total de 877 kilómetros.

El valor del contrato para el consorcio, en el cual Airtificial tiene una participación del 50%, se eleva a 1,5 millones de euros. El objetivo principal de la cotizada española es maximizar la eficiencia de las operaciones que se realicen. Aunque no es un importe muy elevado, se trata del primer contrato que firma la compañía en Colombia de esta especialización, lo que refuerza su posicionamiento en el país.

Gracias a este conjunto de buenas noticias, que habrían engordado su cartera de pedidos hasta cerca de los 200 millones de euros, las acciones del grupo han logrado repuntar por encima de los 0,13 euros. Sin embargo, los expertos creen que aún sigue sin despejar su horizonte técnico tras rondar mínimos históricos a lo largo del mes en medio de las turbulencias generales del mercado. Aunque el rebote supone un cierto alivio, de momento nada hace pensar que haya cambiado la tendencia bajista desarrollada desde principios de año.

Una duda razonable a la espera de los resultados semestrales, todavía sin presentar. Sus cuentas serán claves para confirmar la buena marcha de la actividad y las posibilidades de reacción en Bolsa para la recta final de año de la compañía, que presume de ser la primera y única cotizada española centrada en inteligencia artificial.

Artículos relacionados