BOLSA

MásMóvil vuelve a conectarse

La mala racha de MásMóvil desde su lle­gada al Ibex 35 po­dría estar a punto de cam­biar. La te­le­ope­ra­dora fue pe­na­li­zada por el mal mo­mento del sector y por la fuerte com­pe­tencia en el mer­cado de bajo coste con la lle­gada de nuevos ac­to­res.

La mala racha de MásMóvil desde su llegada al Ibex 35 podría estar a punto de cambiar. La teleoperadora habría estado penalizada por el mal momento del sector y por la fuerte competencia en el mercado de bajo coste con la llegada de nuevos actores.

Factores que han provocado un duro castigo a la compañía en Bolsa. Algo comprensible desde el punto de vista anímico, pero totalmente injustificado desde el punto de vista de la actividad de negocio del grupo. Así lo creen en Merrill Lynch que en estos días han reiterado su recomendación de comprar con un precio objetivo de 25,2 euros por acción.

Los analistas de la firma consideran que, a sus precios actuales, los inversores tienen una oportunidad magnífica para retomar posiciones en MásMóvil. Una inversión muy atractiva a niveles de principios de 2018. Los ajustes acumulados en el año implican, según la firma, una reducción de las altas netas prácticamente a la mitad, cosa que parece completamente improbable. Y más teniendo en cuenta la excelente evolución en el primer semestre del año, en la que ha seguido liderando el crecimiento del mercado.

Su principal Talón de Aquiles es su elevado apalancamiento con una ratio deuda neta/Ebitda por encima de las cuatro veces. No obstante, el grupo ha procedido una reestructuración financiera a más largo plazo destinada a mejorar su eficiencia y a mantener su estrategia de crecimiento.

Con todos estos elementos sobre la mesa, los expertos de Merrill Lynch consideran que los resultados del tercer trimestre servirán de indicativo para demostrar su resistencia a la mayor presión competitiva gracias a su capacidad de crecimiento de ingresos.

A ello puede contribuir en cierta medida, aunque a más largo plazo, el acuerdo alcanzado por MásMóvil con la compañía inversora GAEA para la adquisición de una participación minoritaria en Cabonitel. Esta sociedad es propietaria del 100% de Nowo, cuarto operador de telecomunicaciones de Portugal, y de Oni Telecom, proveedor de soluciones de telecomunicaciones.

Se trata de una inversión financiera por un importe de algo menos de 15 millones de euros que permitirá a la cotizada española convertirse en socio industrial de Cabonitel, hecho que le abre las puertas al mercado portugués. Esta operación facilitará la consecución de sinergias derivadas de compras de equipos y red, así como de "roaming" internacional, entre otras cosas.

En este escenario, las acciones de MásMóvil han despuntado en estos días con un alza cercana al 10%, liderando las subidas semanales del selectivo. Pese a que en el cómputo global del año mantiene unas pérdidas superiores al 6%, esta mejora supone un claro cambio de tendencia que le ha permitido mejorar notablemente su perfil técnico. Ahora su principal resistencia se sitúa sobre los 20 euros, nivel clave para confirmar la mejoría del valor.

Artículos relacionados