Iberdrola cierra tres contratos de suministro de energía 'verde' para un parque eólico de 22,4 MW en EEUU

Parque eólico en Reino Unido
Parque eólico

Iberdrola, a través de su filial Avangrid Renewables, ha suscrito con California Choice Energy Authority (CalChoice) tres nuevos acuerdos de compraventa de energía a largo plazo (PPA, por sus siglas en inglés) para los 22,44 megavatios (MW) de su parque eólico Mountain View III, situado en Palm Springs, en el Estado de California (Estados Unidos).

Según informó la compañía, CalChoice comprará toda la producción del parque eólico a partir de 2021 en nombre de tres de sus miembros: Apple Valley Choice Energy (AVCE), The Rancho Mirage Energy Authority (RMEA) y Lancaster Choice Energy (LCE).

El parque eólico Mountain View III generará aproximadamente 70.000 megavativos hora (MWh) anuales, suficiente para garantizar el consumo de más de 8.000 hogares.

La producción del proyecto permitirá a los miembros de CalChoice ofrecer a sus clientes la oportunidad de comprar energía 100% renovable procedente de recursos de generación locales y regionales, así como facilitar el cumplimiento de la política de energía renovable de California.

El director ejecutivo de CalChoice, Jason Caudle, valoró la asociación con Avangrid Renewables para el suministro de energías limpias y señaló que el acuerdo de compraventa será por un periodo de 10 años.

PRESENCIA EN ESTADOS UNIDOS. En Estados Unidos, Iberdrola cuenta con presencia en un total de 24 estados, prestando además servicio de electricidad y gas natural a más de tres millones de clientes en Nueva York y Nueva Inglaterra.

El grupo, a través de su filial Avangrid, posee y opera más de 8.100 MW de capacidad, de los cuales más de 7.300 MW son de renovables. La eólica es la tecnología con mayor presencia en la cartera del grupo en Estados Unidos, con más de 7.000 MW.

Dentro de su actualización del plan estratégico 2018-2022, el grupo prevé inversiones en el país en renovables, como el proyecto del parque eólico marino de Vineyard Wind, en Massachusetts, afectado por los retrasos a la hora de recibir el visto bueno por la Administración de Estados Unidos a su estudio de impacto ambiental.

Artículos relacionados