El Ebitda de la com­pañía se ha ele­vado a cerca de 23 mi­llo­nes, por en­cima de las pre­vi­siones

OHL, en tierras movedizas por sus malas prácticas, ve algo de luz al final del túnel

Las cuentas tri­mes­trales mues­tran una fuerte re­duc­ción de las pér­didas ope­ra­tivas pre­vias

Villar-Mir
Villar-Mir, OHL-

Aunque to­davía es pronto para dar por fi­ni­qui­tada la crisis de OHL, los ope­ra­dores em­piezan a ver como el grupo se va ale­jando poco a poco de las tie­rras mo­ve­dizas por las que ca­minó a fi­nales del año pa­sado. El nuevo ciclo del grupo, mar­cado por una re­cu­pe­ra­ción de las buenas prác­ticas cor­po­ra­tivas y un duro ajuste fi­nan­ciero y de ac­ti­vi­dad, em­pieza a tener efecto. La duda es si este ejer­cicio de vo­luntad for­zada du­rará mucho o es más de lo mismo, a lo que tiene acos­tum­brado.

Así lo reflejan sus cuentas semestrales. El grupo constructor ha logrado reducir sus pérdidas en un 98% respecto al mismo período del pasado ejercicio, hasta los 15,3 millones de euros. Una notable mejora a pesar del descenso de la cifra de negocios a 1.361 millones de euros, un 5,5% menos., debido a la rescisión de dos importantes contratos para la construcción de autopistas.

Con todo, los analistas destacan la creciente fortaleza de OHL a la hora de devolver su beneficio bruto de explotación a terreno positivo. El Ebitda de la compañía se ha elevado a cerca de 23 millones de euros, por encima de las previsiones del consenso del mercado. Un notable avance teniendo en cuenta los más de 100 millones negativos contabilizados a junio de 2018.

Buena parte de esta mejora ha llegado de su negocio en el exterior de donde procede el 68% de sus ingresos. La apuesta por el mercado internacional le ha permitido cerrar la primera mitad del año como finalista de varios contratos que sumaría más de 800 millones en global. Este posible incremento de la cartera si se cumplen los planes previstos ayudará a la compañía a cumplir sus objetivos para este ejercicio.

Pese a esta mejoría a primera vista, los analistas de Renta 4 recuerdan que OHL, aunque a menor ritmo, sigue siendo consumidor de caja neta, lo cual aconseja cierta cautela a la espera de que vaya confirmando su recuperación trimestre a trimestre.

Algo más optimista se ha mostrado el mercado, que ha reaccionada con importantes alzas a las cuentas de OHL, situando la cotización de sus acciones sobre los 1,15 euros. El grupo se afianza así sobre la cota del euro por acción después de haber cotizado por debajo de ese nivel a finales del año pasado y principios de este.

Artículos relacionados