BOLSA

El dinero busca un refugio dorado

La es­ca­lada del con­flicto co­mer­cial entre Estados Unidos y China ha ti­rado por los suelos en el mes de agosto cual­quier ex­pec­ta­tiva de un se­gundo se­mestre tan bueno como pri­mero en los mer­cados de va­lores in­ter­na­cio­na­les. El miedo a un nuevo co­lapso de la eco­nomía global a se­me­janza de los ocu­rrido con Lehman Brothers ha pro­vo­cado una huida en masa del di­nero hacia po­si­ciones de li­quidez y hacia ac­tivos más se­guros como los bonos y el oro.

Eso ha llevado la rentabilidad de la renta fija casi hacia terreno negativo, dejando al metal precioso como el activo más interesante para cobijar el dinero. El precio del oro ha escalado en estos días por encima de los 1.500 dólares la onza. Un nivel que no se veía desde 2012, acentuando la tendencia alcista marcada en los últimos tres años después de haber caído hasta cerca de los 1.000 dólares en 2016.

A estas subidas están contribuyendo también las crecientes tensiones políticas en Europa. El aplazamiento otorgado por la Unión Europea al Reino Unido para cerrar su salida se acaba el 31 de octubre. Conforme se acerca esa fecha parece más difícil alcanzar un acuerdo satisfactorio para ambas partes. El primer ministro Boris Johnson, en cualquier caso, ya asegurado que habrá salida ya sea por las buenas o por las malas.

La guinda la ha puesto en estos días, la ruptura de la alianza que gobierna en Italia, lo cual amenaza con un adelanto electoral y más inestabilidad. La prima de riesgo se ha disparado por encima de los 200 puntos básicos frente a los 80 puntos básicos de la prima española. Algo que viene a complicar a un más el panorama financiero.

Eso ha obligado a los grandes bancos centrales a salir al paso, asegurando que adoptarán las medidas necesarias para estimular la economía. No obstante, muchos inversores empiezan a creer que estas medidas llegarán demasiado tarde.

Teniendo en cuenta, que las actuales perturbaciones del mercado no desaparecerán de forma inmediata, los operadores parecen dispuesto a seguir apostando por el metal dorado como inversión en las próximas semanas con altas posibilidades de acercarse hacia los 1.600 dólares.

Artículos relacionados