Los bancos des­car­tan, por ahora, tras­ladar los tipos ne­ga­tivos a los clientes mi­no­ristas

El contradiós bancario ya se cumple en grandes depósitos: ¿se pagará por los créditos?

El eu­ríbor ha ce­rrado julio con un mí­nimo ne­ga­tivo his­tó­rico pró­ximo al 0,3%

Euribor
Euribor

El con­tra­diós por los tipos de in­terés en ne­ga­tivo, que tanto la­menta el pre­si­dente de la Asociación Española de Banca (AEB) José María Roldán, está a punto de cum­plirse en su más am­plia acep­ción. Un buen nú­mero de bancos es­pañoles ya co­bran por los de­pó­sitos de grandes clientes y los que por el mo­mento no lo ha­cen, ya se lo plan­tean. Eso sí, todos des­cartan tras­ladar ese coste a los clientes mi­no­ris­tas, pese a la po­lí­tica de tipos del Banco Central Europeo (BCE). El pró­ximo paso po­dría ser que las en­ti­dades pa­guen por con­ceder cré­di­tos. En Dinamarca ya se ha abierto la senda.

La prolongada política de tipos a cero por parte del presidente del BCE, Mario Draghi, ha obligado a todo el sector bancario europeo a reinventar su tradicional negocio: cobrar por los créditos y pagar por los ahorros de sus clientes. Este axioma ha saltado por los aires en los últimos tiempos.

Un buen número de bancos españoles ya cobran a sus grandes clientes por los depósitos que mantengan, ya que la acumulación de liquidez está penalizada para las entidades por parte del Banco Central Europeo. Algunas entidades que aún no repercuten el coste a ese tipo de clientes, comienzan ahora a planteárselo.

Sin embargo, todos los consejeros delegados de los grandes bancos españoles descartan una medida similar a los clientes particulares o minoristas, aunque con algunos matices. El número dos del Sabadell, José Guardiola, se ha mostrado algo más tibio que sus colegas y no descarta que el largo panorama de tipos oficiales negativos obligue a buscar algunas fórmulas para paliar el coste del pasivo.

Los bancos españoles ya han llevado a mínimos el coste de los recursos para poder mantener en positivo el margen de clientes. Sin embargo, esa variable ya se aproxima cada vez más al cero más rotundo.

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, reconoce desde hace tiempo que el margen para ajustar el coste de los recursos de clientes es cada vez menor. En su banco, dicho coste se ha situado en el 0,6% al cierre de junio. Eso sí, el rendimiento del coste de clientes se ha elevado hasta el 2,08% lo que permite un margen de clientes superior al 2%.

Más compleja es la situación en Bankia, que desde primeros de año mantiene en el 0,1% el coste de los depósitos de los clientes, mientras que el rendimiento de los créditos tan sólo se ha elevado hasta el 1,75%. Su consejero delegado, José Sevilla, asume que el margen de maniobra ya es muy escaso.

Pagar por prestar

El lastimoso contradiós del presidente de la AEB está a punto de plantearse en el negocio del activo, aunque muchos consejeros delegados de la banca española consideran "un disparate" que se llegue a pagar a aquellos clientes que soliciten un crédito en un momento actual de tipos en negativo.

El dato oficial del Banco Central Europeo (BCE) es que el euríbor, el principal índice hipotecario que se calcula entre todos los bancos europeos, ha cerrado el pasado mes de julio en un 0,283% negativo, frente al menos 0,19% que se había registrado en junio.

Algunos analistas consideran que "nunca ha sido más barato pedir prestado" y apuntan a que los tipos de interés negativos se puedan prolongar por en periodo de 30 años. Ante este panorama, algunas entidades danesas, como Lyske Bank, ofrecen un préstamo a 10 años al 0,5% negativo, mientras que Nordea se plantea lanzar hipotecas a 20 años sin intereses.

La situación de Dinamarca puede diferir de manera muy significativa a la que se vive en la banca española. La mayoría de las entidades han apostado de manera decidida por las hipotecas a tipo fijo que les garantiza cierta rentabilidad en el negocio del pasivo. La nueva producción hipotecaria bajo esta modalidad supera en muchas entidades el 50% de manera muy amplia.

Artículos relacionados