BOLSA

Rovi, argumentos de máximos

Las tur­bu­len­cias fi­nan­cieras no al­teran el buen es­tado de salud de Rovi en se­ma­nas. Las ac­ciones del la­bo­ra­torio han mar­cado má­ximos ab­so­lutos en estos días, ajenas al des­plome ge­ne­ra­li­zado en el mer­cado y para ello cuenta con ar­gu­mentos de so­bra.

A partir de este tercer trimestre si se cumplen los plazos previstos, el grupo farmacéutico comenzará a comercializar Tetridar, para el tratamiento de la osteoporosis en adultos, tras el acuerdo firmado en primavera con Teva. Se trata de un inyectable con el principio activo teriparatida destinado a aumentar la fortaleza del hueso y reducir el riesgo de fracturas.

Pero esto no es más que la punta del iceberg. El producto de referencia de Rovi, la Bemiparina –para la prevención y tratamiento de enfermedades tromobolebólicas-, está obteniendo unos resultados magníficos con un crecimiento del 15% en ventas en 2018, hasta los 91,3 millones de euros, de las cuales 67,4 millones procedieron de España. Las ventas de este producto tienen además un elevadísimo potencial en todos los países donde está presente entre los que destacan Turquía, Grecia, Italia, Austria, República Checa y Jordania.

Para esta segunda mitad del año, la compañía espera dar uno de sus pasos más importantes con el registro de Doria en EEUU. En caso de conseguir la aprobación de la FDA, autoridad sanitaria estadounidense, el grupo podrá comercializar un producto innovador para el tratamiento de la esquizofrenia con un mercado superior a los 4.000 millones de euros. Los buenos datos reflejados en las últimas fases de investigación y a baja penetración actual de inyectables de larga duración permiten a la compañía ser muy optimista respecto a la rentabilidad de este producto.

El crecimiento del grupo queda además garantizado por sus esfuerzos para consolidar su plataforma de liberación prolongada de fármacos, ISM®, con nuevos productos en cartera, entre ellos Letrozol, uno de sus principales candidatos para el tratamiento del cáncer de mama hormono-dependiente.

Rovi opera además en un sector, el farmacéutico, que está sirviendo de salvavidas a los operadores en medio de los desplomes generalizados en la renta variable. En lo que va de año, las acciones del laboratorio suben cerca de un 25% para colocarse a tiro de piedra de los 22 euros. Un nivel desconocido para el valor, pero que podría superar en breve, sobre todo si se calman las tensiones del mercado.

Artículos relacionados