BOLSA

Cash hace aguas en el peor momento

El vuelco elec­toral en Argentina ha en­tur­biado los planes de Cash de co­tizar en Wall Street. La fi­lial de ges­tión de efec­tivo de Prosegur re­gistró a prin­ci­pios de se­mana ante la SEC, re­gu­lador de los mer­cados es­ta­dou­ni­den­ses, un pro­grama de cer­ti­fi­cados de de­pó­sito ADR con el fin de ini­ciar su an­da­dura bur­sátil al otro lado del Atlántico.

Sin embargo, la compañía no ha podido elegir peor momento, coincidiendo con el vuelco electoral en Argentina. El resultado de las elecciones del domingo ha provocado un desplome del 30% del peso argentino y una fuerte inestabilidad en la Bolsa del país, provocando un intenso desplome de las acciones tanto de Cash como de su matriz Prosegur, sociedades con fuertes intereses en el país latinoamericano.

Este desplome ha llevado a las acciones de Cash a cotizar a mínimos históricos. La compañía debutó en Bolsa en marzo de 2017 a un precio de dos euros por acción tras la colocación de un 27,5% del capital. En la actualidad, tras los fuertes ajustes de estos días del orden del 25%, su precio ha caído por debajo de 1,4 euros.

Su aspecto técnico además es desolador tras ir perdiendo todos los soportes salidos al paso. Los operadores, sin embargo, creen que su desembarco en EEUU puede ayudar a taponar esta vía de agua. Los programas de ADR facilitarán la llegada de inversores y además de ser un soporte de cara a posibles ampliaciones de capital en el país norteamericano.

A ello se suma el factor imagen al ser de las pocas compañías españolas en cotizar en Wall Street, junto a Telefónica, Santander, BBVA, Repsol, Grifols –con acciones sin derecho a voto-, Arcelor Mittal e IAG.

Artículos relacionados