Delgado (Banco de España) pide a la banca no "bajar el listón" y ser "muy discreta" con los dividendos

Banco de España
Banco de España

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, ha valorado este viernes el esfuerzo de saneamiento realizado por los bancos "sin precedentes en ningún país del entorno", si bien ha subrayado que no se debe "bajar el listón", por lo que como supervisor ha pedido a las entidades que sigan aumentando su solvencia y sean "muy discretos" con sus dividendos para "fortalecer" así las entidades.

Durante su intervención en un panel sobre la reestructuración del sistema financiero español en el marco de la conferencia por el décimo aniversario del FROB, Delgado ha señalado que el proceso de reestructuración del sistema financiero español fue "muy complejo" y supuso una "reconversión industrial", ya que el sector se había "pasado de frenada" con una capacidad instalada "desmesurada y sin sentido".

Sin embargo, ha indicado que ese proceso de reconversión se ha traducido en una reducción del número de oficinas del 40%, con 20.000 oficinas menos, y una disminución del 30% del número de empleados, con 90.000 empleados menos, ante un ajuste notable de las entidades, al pasar de 50 a siete entidades significativas y otras dos más pequeñas.

A su vez, ha apuntado que el negocio se ha reducido de una manera "brutal" y "necesaria", ya que se ha registrado un desapalancamiento de 600.000 millones solo en España, sin contar el negocio internacional, y ha resaltado que el ajuste acometido ha traído una situación "mucho más sana".

Respecto al rescate bancario, que achaca a "un proceso desaforado de crecimiento y de capacidad instalada", ha pedido ser "justos" con los bancos, dado que han realizado un esfuerzo de saneamiento "sin precedentes", de cerca del 30% del PIB en préstamos, y la ratio de morosidad se sitúa en el 5,7%, desde el pico del 14% en el pico de la crisis.

ALMUNIA: EL SECTOR ESTÁ "INCOMPARABLEMENTE MEJOR" El exvicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, ha valorado la negociación "dura pero muy fructífera y exitosa" sobre el rescate bancario, que conllevó un coste de más de 40.000 millones, ya que supuso un paso "muy importante" para "estabilizar y sanear" la situación del sistema bancario español.

Almunia ha destacado que el sector está "incomparablemente mejor" ahora, aunque "no deje de tener problemas", si bien ha insistido en que el mecanismo puesto en marcha por el memorándum de entendimiento ha sido el modelo sobre el que la Comisión Europea cambió las líneas directrices de apoyos públicos al sistema bancario en situaciones de crisis.

En este sentido, ha explicado que desde julio de 2013 en adelante las directrices están "claramente inspiradas" por el modelo que se puso en marcha en el rescate español, que espera que no tenga que ser utilizado, pero "si hubiese una segunda crisis con riesgos sistémicos" seguiría siendo el modelo a recurrir, logrado gracias a detección temprana de los problemas, la "limpieza" de balances bancarios y la creación de la Sareb, junto a la reducción de capacidad del sistema.

"Podemos hablar de historia de éxito", ha enfatizado. Almunia también ha afirmado que de haberse contado con un supeviros europeo no se habría producido en los mismos términos el proceso del Banco Popular.

RETOS: UNIÓN BANCARIA Y TRANSFORMACIÓN DIGITAL De cara a los retos del futuro, Delgado ha valorado que la creación del mecanismo único de supervisión ha sido "muy positivo" para la banca en general y ha elevado la metodología de supervisión preventiva, y ha citado como principal reto la rentabilidad, algo que es un "mal endémico" en la banca europea.

Asimismo, ha dicho que hay una liquidez "abundante", mientras que los volúmenes de crédito son "relativamente pequeños", por lo que considera que hay que "compensarlo con capacidad instalada y con los costes", al tiempo que ha hecho hincapié en que hay que afrontar "de verdad" la transformación digital.

En la línea de Delgado, Almunia se ha referido a la importancia de la Unión Bancaria y sus tres pilares (supervisor único, Junta de Resolución y el sistema común de depósitos), si bien sobre el segundo ha apuntado que falta afinar piezas del backstop y ha opinado que el fondo único de garantía de depósitos no estará "inmediatamente" en vigor, a pesar de que es un "paso necesario". También ha citado la relevancia de la confianza política para dar pasos en el sistema bancario.

Por último, Fernández de Mesa ha enumerado como principales retos el de la "supervivencia", coincidiendo también en lo "fundamental" de la Unión Bancaria y la rentabilidad, haciendo hincapié en que la política monetaria de bajos tipos "no puede servir de excusa para no llevar a cabo reformas fiscales de cara a la estabilidad presupuestaria".

Artículos relacionados