Asegura que los in­ver­sores ins­ti­tu­cio­nales no mues­tran preo­cu­pa­ción

El número dos del BBVA niega impactos en el negocio por el caso Villarejo 'hasta la fecha'

Onur Genç solo los ad­mite en la repu­tación pero se es­cuda en el se­creto del su­mario para no dar más in­for­ma­ción

Onur Genç, Ceo del BBVA.
Onur Genç, Ceo del BBVA.

El con­se­jero de­le­gado del BBVA, Onur Genç, ha des­car­tado un im­pacto ne­ga­tivo en su ne­gocio por el caso FG-Villarejo, al menos hasta el mo­mento, y ha des­ta­cado su buena evo­lu­ción en bolsa pese a todo. Genç ha es­gri­mido el se­creto de su­mario para pasar de pun­ti­llas sobre un asunto que no les gusta y que afecta a su repu­tación, pero ha ase­gu­rado que los grandes in­ver­sores y los ana­listas fi­nan­cieros no mues­tran preo­cu­pa­ción al­guna sobre este caso de los es­pio­na­jes.

El número dos del BBVA ha tratado de ajustarse a un guión preestablecido para evitar en detalles sobre el caso FG-Villarejo durante la rueda de prensa para la presentación de los resultados del primer semestre. Onur Genç se ha remitido al último comunicado de su grupo de esta semana y ha mostrado "el firme compromiso de colaborar con la justicia. BBVA ha estado aportando información en la causa".

Ante las reiteradas preguntas sobre este turbio asunto, el consejero delegado ha apuntado que "el banco no está autorizado ha difundir esta información". Además, ha puntualizado que "la condición de investigado no implica una acusación formal de ningún delito".

"Seguimos tomando medidas internas. Pero no podemos interferir en la investigación judicial. Es un proceso que se ha hecho en tiempo récord", ha asegurado a continuación sobre la investigación interna. "A día de hoy no hemos identificado un impacto directo relevante en nuestro negocio o en la evolución de la acción".

El consejero delegado del BBVA ha presumido que en la reunión previa con analistas, antes de la rueda de prensa, el caso FG-Villarejo ni se ha mencionado. "Hemos tenido docenas de preguntas de los analistas y no ha habido ninguna pregunta sobre este tema. Mantenemos un diálogo continuo con inversores institucionales y no muestran ninguna preocupación sobre este asunto. Tampoco vemos un impacto negativo por parte de nuestros clientes".

Pese a todo, Genç ha reconocido que "no nos gusta aparecer en los medios a diario ya que tiene un impacto reputacional. Pero estamos centrados en nuestro negocio. La reputación es algo que se debe gestionar a largo plazo", y en ese sentido ha añadido que "los supervisores son conscientes de que es un proceso en fase preliminar".

Sin nombres

El consejero delegado del BBVA ha rechazado hablar de personas concretas, como Antonio Béjar tras su cese como presidente de Distrito Castellana Norte o la salida de Eduardo Arbizu como máximo responsable de control interno.

Sobre la persona que represente de manera legal al banco tras su imputación en el caso de los espionajes, Onur Genç tan sólo ha indicado que "todavía no está decidido. Lo anunciaremos en su momento".

Sobre el expresidente Francisco González (FG), el consejero delegado ha asegurado que "no tiene ningún privilegio salvo la seguridad" que le proporciona el banco por su antigua relación durante casi dos décadas.

Artículos relacionados