El margen de re­fino que se había hun­dido hasta 3 dó­lares ba­rril su­pera ya los 5 dó­lares

Agencias y analistas valoran al alza Repsol pese a los malos momentos del Ibex 35

Fitch eleva la ca­li­fi­ca­ción cre­di­ticia de la pe­tro­lera de F3 a F2 y la de largo la man­tiene en BBB po­si­tiva

Antonio Brufau
Antonio Brufau

Agencias cre­di­ti­cias, in­ver­sores y ana­listas apuestan fuerte por Repsol y ven en la ac­ción un po­ten­cial al alza en los pró­ximos meses pese a las ul­timas caídas del Ibex. La ma­yoría sitúa el valor en el en­torno de los 20 eu­ros, am­pa­rados por los re­sul­tados del primer se­mestre y el anuncio de la compra y amor­ti­za­ción del 5% del ca­pital so­cial. La pa­sada se­mana acu­muló un as­censo en tres se­siones de más de un 8%, con una subida el pa­sado 24 de julio del 6%, la mayor re­va­lo­ri­za­ción de la pe­tro­lera en más de tres años, con casi 1.300 mi­llones de euros de au­mento de su ca­pi­ta­li­za­ción bur­sá­til.

Pero las perspectivas son muy positivas. Este miércoles, la petrolera envió u n hecho relevante a la CNM señalando que la agencia de calificación Fitch ha elevado la calificación crediticia a corto de la petrolera de F3 a F2 y la de largo la mantiene en BBB con perspectiva positiva. Una noticia muy positiva en un clima de la bolsa muy adverso.

La sesión del 30 de julio fue, en ese sentido, aciaga para todos los valores del Ibex 35. El selectivo perdió los 9.000 puntos -cerró en los 8.986,6 puntos-, con una caída del 2,48%, la mayor del año. Un cúmulo de circunstancias adversas como los malos resultados empresariales de Siemens Gamesa, las amenazas del primer ministro británico, Boris Johnson, de salir de la Unión el próximo 31 de octubre con o sin acuerdo, y el endurecimiento de las relaciones comerciales con China por parte de Trump, si no hay pacto entre las dos partes, han sembrado el miedo entre los inversores.

La petrolera sufrió como el resto, con una bajada de un 1,37%, situando el valor en los 14,37 euros. Pese a ello, mantiene un acumulado de un 5,80% positivo, aunque lejos del máximo de 17,41 euros que ha llegado a estar en las últimas 52 semanas.

El respaldo de las casas de análisis

Todas las casas de análisis valoran muy positivamente en sus últimos informes el hecho de que la compañía haya decidido la compra y amortización del 5% del capital social y repetir esta misma acción en 2020, lo que redunda en beneficio de los accionistas de la compañía.

La petrolera contó en el primer semestre de 2019 con una serie de circunstancias adversas como es la baja del precio del barril, la supresión de la producción de Libia durante prácticamente la mitad del semestre y el descenso de los márgenes de refino internacionales que han afectado muy negativamente al grupo. El beneficio neto ajustado que mide el comportamiento de los negocios fue de 1.115 millones de euros, en línea con los 1.132 millones de los primeros seis del ejercicio 2018.

El indicador del margen de refino en el segundo trimestre de 2018 fue de 7,2 dólares mientras que en igual periodo de 2019 fue de 3,5 dólares, es decir, una caída de más de un 50%. Fuentes consultadas señalan que esta circunstancia adversa ha comenzado a revertir y la media del mes de julio se sitúa ya por encima de los 5 dólares el barril.

Mejores perspectivas del margen de refino

Además, se espera que en el último trimestre del año, los márgenes internacionales aumenten más aún, debido a los cambios que, a partir de 2020, se van a introducir en la regulación del tráfico marítimo. La nueva reglamentación exige un contenido de azufre mucho más bajo, una circunstancia que favorece a las refinerías de Repsol.

De todas las casas de análisis, Goldman Sachs califica a Repsol como un valor “solido” y ha elevado el precio objetivo de Repsol de 19,10 euros a 20 euros, un 5% más. Credit Suisse sube también de 19 euros a 19,70.

Los analistas valoran mucho el hecho de que a pesar de los malos datos del downstream (refino), la compañía es capaz de generar caja operativa, e incluso con un barril a 50 dólares puede aumentar la retribución al accionista y recomprar el 5% del capital social.

Por eso, otros informes como Caixabank, Kepler y Gaesco sitúan la acción entre 20 y 19 euros, respectivamente. En su informe, Gaesco señala que los resultados del primer semestre de Repsol han sido un 13% superiores a sus estimaciones.

Como el resto, valora muy positivamente la propuesta para 2020 de una recompra de acciones del 5% adicional. “El entorno macro del segundo trimestre ha sido muy adverso para la compañía, ya que recordamos que el precio del petróleo y del gas estuvo un 7% por debajo del primer trimestre de 2018 y el margen de refino cayó un 51%”, comenta.

“A pesar de ello -añade-, el Ebitda CCS -calculado en base a la valoración de los inventarios a coste de reposición- ha subido un 6,2% (+2,6% en seis meses) y el beneficio neto ajustado sólo ha caído un 9,5%, aunque un -1,5% acumulado”.

Bernstein, califica los resultados de Repsol de “sólidos como una roca”, destacando, como el resto de analistas, que la petrolera ha sorprendido muy positivamente con la compra del 5% del capital social.

Artículos relacionados