BOLSA

Reig Jofre busca una vía de escape

Muchos son los sin­sa­bores que viene dando Reig Jofre a sus ac­cio­nistas desde la in­te­gra­ción con Natraceutical. Desde la cul­mi­na­ción de la ope­ra­ción, allá por 2014, el grupo re­sul­tante, uno de los ma­yores la­bo­ra­to­rios de España, no acaba de le­vantar ca­beza en Bolsa, lle­gando a tocar suelo a fi­nales del año pa­sado sobre los dos euros por ac­ción.

Una negativa dinámica de la que buscan salir los gestores de la compañía. Dentro de este objetivo se enmarca la reciente adquisición del portfolio de productos acabados farmacéuticos de Bioibérica por 46 millones de euros más variables en función de las ventas. Ambas sociedades han establecido además un acuerdo estratégico con el fin de desarrollar el mercado del cuidado de la salud articular.

La operación será financiada por la ampliación de capital de 24 millones de euros recientemente ejecutada; deuda bancaria por importe de 20 millones de euros y el resto mediante recursos generados por el propio negocio.

El portfolio de Bioibérica está especializado en salud articular de productos acabados farmacéuticos y nutracéuticos para el tratamiento de la artrosis y otras artropatías, lo cual permite a Reig Jofre ampliar su cartera de productos con medicamentos y productos sanitarios basados en el condroitín sulfato, el sulfato de glucosamina, la combinación de ambos y el ácido hialurónico. Entre los cuales destacan las marcas líderes en el mercado español Condrosan y Droglican, con fuerte presencia en mercados europeos como Francia, Finlandia y Portugal, principalmente.

El acuerdo supondrá la incorporación de un equipo de Bioibérica formado por 51 personas, de las áreas de I+D, regulatorio, marketing, market access y red comercial de visita médica. Este laboratorio seguirá produciendo y suministrando los principios activos e ingredientes necesarios para la fabricación del porfolio vendido a Reig Jofre.

Ambas compañías crearán un plan estratégico conjunto para desarrollar el mercado de la prevención y cuidado de la salud en el ámbito del dolor articular y completar las soluciones disponibles en el tratamiento de la enfermedad osteoarticular. Esta es una de las enfermedades de mayor prevalencia en el mundo. Se estima que la padecen entre el 5% y el 20% de la población y en países industrializados alcanza hasta el 80% en pacientes mayores de 65 años.

Con esta operación, Reig Jofre diversifica la división de productos de especialidad con una nueva área terapéutica, Salud y Dolor Articular, segmento en crecimiento a nivel mundial, que se unirá a las ya existentes de Salud de la Piel, Cabello y Uñas; y Salud de la Mujer.

La incorporación de estos activos aportará unas ventas de 26 millones de euros a los ingresos anuales de Reig Jofre, de los cuales, 24 millones de euros provienen de productos de especialidad y 2 millones de euros del área de consumer healthcare. El 89% de la facturación se realizn en España y el resto en Europa, principalmente en Finlandia, Francia y Portugal.

Aunque la diversificación y la aportación de ingresos parece relevante para Reig Jofre, en el mercado preocupa los elevados costes de la operación y los mayores gastos fijos de personal. La primera reacción de la cotización, de hecho, ha sido a la baja, volviendo a encender las alertas sobre la posible pérdida de los 2 euros por acción.

Este nivel representa un suelo sicológico importante y perderlo supondría un duro golpe a su cotización de incalculables consecuencias. Los expertos técnicos descartan esta posibilidad de momento y creen incluso que puede ser una buena opción de compra a largo plazo. Eso sí, sin perder nunca de vista este importante riesgo.

Artículos relacionados