Ana Botín: "Ha sido su mejor be­ne­ficio or­di­nario tri­mes­tral en ocho años"

Santander gana 3.231 millones en el primer semestre tras dotar 814 millones a reestructuración

Sin ellas, el be­ne­ficio or­di­nario cre­ció un 2%, hasta 4.045 mi­llones de euros

Ana Botin, Banco Santander
Ana Botin, Banco Santander

Banco Santander ob­tuvo un be­ne­ficio atri­buido de 3.231 mi­llones de euros du­rante el primer se­mestre de 2019, un 14% menos tras dotar 814 mi­llones en cargos por costes de re­es­truc­tu­ra­ción pre­vistos como parte de los planes del banco para re­ducir su base de costes anuales en Europa en un 10% (1.000 mi­llones de eu­ros). Sin esas do­ta­cio­nes, el be­ne­ficio hu­biese al­can­zado los 4.0455 mi­llo­nes, un 2% más. Ana Botín ca­li­ficó el se­gundo tri­mestre del año como el mejor de los úl­timos ocho ejer­ci­cios.

Los cargos incluyen costes de reestructuración en España (600 millones de euros) y Reino Unido (26 millones de euros), y seguros de protección de pagos (PPI) en el Reino Unido (80 millones de euros), además de 108 millones de euros anunciados en el primer trimestre del año.

Excluidos estos cargos, el beneficio ordinario del primer semestre fue de 4.045 millones, un 2% más en euros constantes (es decir, excluido el impacto de los tipos de cambio). En el segundo trimestre estanco, el beneficio ordinario fue de 2.097 millones, un 5% más que en el mismo trimestre del año pasado, el mayor beneficio ordinario trimestral desde 2011 (+7% en euros constantes).

Ana Botín, presidenta de Banco Santander, dijo:

“El banco ha obtenido su mejor beneficio ordinario trimestral de los últimos ocho años, lo que refleja el progreso de nuestra transformación comercial y digital.

Todos los países siguen registrando buenos resultados, especialmente Norteamérica, que ahora representa un 17% de los beneficios del Grupo, frente al 14% hace un año. Durante el trimestre, hemos dado un paso más en nuestra transformación digital con la creación de la unidad Santander Global Platform para alinear la estructura de reporte de esos negocios con el resto de la organización y la estrategia.

Queremos asegurarnos de que el talento y el tamaño del banco se aprovechan al máximo en las iniciativas digitales y de pagos de alto crecimiento para ofrecer el mejor servicio a los clientes particulares, los comercios y las pymes, además de aportar transparencia a nuestras inversiones en digitalización. Partimos de una posición excepcional para seguir creciendo de forma rentable y estoy convencida de que lograremos los objetivos que nos pusimos en el ‘investor day’, entre ellos alcanzar un RoTE del 13- 15% a medio plazo”.

La transformación comercial y digital de Santander siguió mejorando la calidad y la recurrencia de los ingresos, con un aumento del margen de intereses del 4% en el primer semestre (+6% en euros constantes), mientras que el crédito y los recursos de clientes aumentaron un 4% y 6%, respectivamente, en euros constantes.

El banco aumentó en un millón el número de clientes en el trimestre, y ya atiende a 142 millones. El número de clientes vinculados, aquellos que usan Santander como banco principal, aumentó un 10% en los últimos doce meses, hasta 20,6 millones. El aumento en los ingresos de clientes, junto con un fuerte control de costes, permitió al banco mantener una de las mejores ratios de eficiencia del sector, del 47,4%, con unos costes de explotación que caen un 2% sin inflación y en euros constantes gracias a las sinergias de integraciones.

El rápido crecimiento en la adopción de productos y servicios digitales continuó en el trimestre y ya son 34,8 millones los clientes digitales, un 22% más que hace doce meses. El número de accesos a nuestras plataformas por internet o móviles aumentaron a 3.725 millones en los primeros seis meses del año, un 28% más que el año anterior, con más 1.000 millones de operaciones realizadas a través de canales digitales en el periodo (+25%), sin contar la actividad en cajeros.

Con el fin de acelerar el camino para convertirnos en la mejor plataforma abierta de servicios financieros, el banco ha agrupado todos sus servicios digitales en la nueva unidad Santander Global Platform. Incluye Openbank, Global Payments Services y Digital Assets, y generó unos ingresos totales de clientes por valor de 48 millones de euros, un 18% más, mientras que los costes fueron de 108 millones de euros por las inversiones que está haciendo el banco.

El tamaño y la presencia en mercados maduros y emergentes es una de las principales fortalezas de Santander frente a sus competidores: los negocios en Europa aportan el 45% del beneficio ordinario del Grupo, mientras que Sudamérica contribuye con el 38% y Norteamérica, el 17%. Brasil continúa como el principal país con el 29% del beneficio, seguido de España (13%), Santander Consumer Finance (13%), Reino Unido (11%) y Estados Unidos (9%).

La calidad crediticia siguió mejorando en el trimestre: la tasa de mora se redujo en 11 puntos básicos, hasta el 3,51%, y las dotaciones por insolvencias se mantuvieron estables en 4.313 millones. El coste del crédito, es decir, lo que el banco provisiona cuando concede un crédito, también se mantuvo estable, en un 0,98%.

La entidad continuó generando capital orgánicamente, 11 puntos básicos adicionales en el trimestre, lo que situó la ratio de capital CET1 en el 11,30% a final de junio de 2019, en línea con su objetivo a medio plazo del 11-12%.

Santander siguió siendo uno de los bancos más rentables entre sus comparables, con un retorno sobre el capital tangible (RoTE) ordinario del 11,7% y un RoTE contable del 10,5%. Los recursos propios tangibles (TNAV) por acción, una medida clave de valor para los accionistas, ha aumentado un 5% en los últimos doce meses, hasta 4,30 euros por acción.

Para comparar mejor la evolución local de cada mercado, las variaciones interanuales a continuación se expresan en euros constantes. Las variaciones en euros corrientes están disponibles en el informe financiero.

Europa. El beneficio ordinario en Europa fue de 2.354 millones de euros, un 3% menos que en el mismo periodo del año anterior. Los costes disminuyeron un 1% (-3% sin inflación), reflejo de los primeros ahorros por los procesos de optimización puestos en marcha por el banco y anunciados en el investor day de abril. Gracias a ello, el RoTE fue del 10%. El crédito aumentó un 2% por el crecimiento de Santander Consumer Finance y la integración del negocio minorista y de pymes de Deutsche Bank Polska, mientras que los recursos de clientes aumentaron un 5%. Los clientes digitales aumentaron un 13%, hasta los 13,5 millones, y los clientes vinculados alcanzaron los 9,7 millones.

• En España, el beneficio ordinario aumentó un 5%, hasta los 694 millones de euros. Los costes cayeron un 7% gracias a las sinergias obtenidas por la integración de Banco Popular. La migración de todas las oficinas a la plataforma de Santander se completó recientemente. Santander España incrementó su actividad, y aumentó la rentabilidad en todos los segmentos y productos. Las nuevas primas de seguros aumentaron un 9% al tiempo que se ha completado la reorganización de esta área de negocio. El crédito disminuyó un 4% a causa del desapalancamiento de grandes empresas y a una disminución en el stock de hipotecas. Sin embargo, el stock de créditos al consumo aumentó en 600 millones de euros y los depósitos de clientes crecieron en 13.300 millones de euros. Los clientes digitales de Santander España aumentaron un 21%, hasta 4,6 millones.

• El beneficio ordinario de Santander Consumer Finance en el primer semestre fue de 658 millones de euros, una cifra ligeramente inferior a la obtenida en el mismo periodo de 2018. Los costes (+2%) aumentaron a menor ritmo que los ingresos, lo que mejoró la ratio de eficiencia hasta el 44,6% y generó un RoTE del 15%.

El crédito nuevo aumentó un 4%, gracias a nuevos acuerdos comerciales y al crecimiento del negocio en Italia (+13%), Francia (+8%) y España (+7%).

• En el Reino Unido, el beneficio ordinario del primer semestre se situó en 582 millones de euros, un 13% menos a causa de la continua presión competitiva sobre los márgenes hipotecarios, la reducción en los ingresos por comisiones y menores ganancias por transacciones financieras. Los costes se redujeron un 1%, mientras que las dotaciones por insolvencias cayeron un 22%, con el coste del crédito en tan solo un 0,06%. El crédito se mantuvo estable y los volúmenes de negocio hipotecario aumentaron. Los depósitos de clientes se incrementaron un 2%, impulsados por un aumento en los depósitos de empresas y particulares.

• En Portugal, el beneficio ordinario se incrementó un 14%, hasta los 260 millones de euros, al tiempo que los costes siguieron disminuyendo. El crédito todavía disminuye en la comparativa interanual, pero sube ligeramente desde el inicio del año, alineado con el dinamismo de las cuotas de producción en nuevas hipotecas y crédito a empresas en el primer semestre del año, mientras que los recursos de clientes se elevaron un 7%.

• En Polonia, el beneficio ordinario descendió un 1%, hasta 150 millones de euros. El crédito creció un 26%, principalmente a causa de la integración del negocio minorista y de pymes de Deutsche Bank Polska. Por su parte, los depósitos de clientes aumentaron en un 24%.

Norteamérica. El beneficio ordinario en Norteamérica, que incluye México y Estados Unidos, fue de 889 millones de euros, un 21% más. Los ingresos evolucionaron de manera favorable en ambos países, gracias al incremento del margen de intereses (+8%) y a los ingresos por comisiones (+4%).

Los costes aumentaron menos que los ingresos, lo que dio lugar a una mejora en la ratio de eficiencia de dos puntos porcentuales, hasta el 42%. El crédito aumentó un 10%, con crecimiento similar en ambos países. Los recursos de clientes aumentaron en ambos países y los clientes digitales crecieron un 43%, hasta 4,5 millones.

Los clientes vinculados son ahora 3,2 millones • En Estados Unidos, el beneficio ordinario se situó en 465 millones de euros, un 30% más, los ingresos subieron el 7% y los costes se mantuvieron estables. Los volúmenes mejoraron en el trimestre gracias a un crecimiento en la financiación en banca minorista (automóviles) y comercial. Una iniciativa conjunta de Santander Bank y Santander Consumer USA generó casi 3.000 millones de dólares de financiación para automóviles. Los clientes digitales aumentaron un 9%, hasta 0,9 millones.

• En México, el beneficio ordinario fue de 424 millones, un 12% más, y el RoTE alcanzó el 20,5%. El banco añadió nuevas prestaciones al servicio SuperMóvil, como Santander Tap, un sistema de transferencias por mensajería instantánea gratuito para operaciones entre nuestros clientes. Los clientes digitales aumentaron un 57%, hasta 3,5 millones.

Sudamérica. El beneficio ordinario en Sudamérica fue de 1.961 millones de euros, un 15% más. Los ingresos aumentaron un 9%, impulsados por mayores volúmenes, una buena gestión de los márgenes y un aumento de los clientes vinculados. Esto dio lugar a un RoTE del 21%. El crédito (+9%) y los recursos de clientes (+11%) aumentaron en todos los países. Los clientes digitales aumentaron un 26%, hasta 16,3 millones, mientras que los clientes vinculados son ahora 7,5 millones.

• En Brasil, el beneficio ordinario fue de 1.482 millones, un 18% más. El margen de intereses aumentó un 7% y los ingresos por comisiones, un 9%. Los costes crecieron a un ritmo menor que el de los ingresos, lo que permitió alcanzar una ratio de eficiencia del 32,4%, y un RoTE del 22% en el primer semestre, frente al 20% de junio de 2018. El crédito aumentó un 9%, con avances rentables en cuota de mercado, mientras los recursos de clientes aumentaron un 13%. El banco lanzó varias iniciativas que contribuyeron a aumentar los clientes, y a mejorar la satisfacción de clientes y la cuota de mercado, como Santander Duo, una oferta diferenciada para microempresas; una nueva oferta para pymes, y una plataforma digital de inversión. Los clientes digitales aumentaron un 33%, hasta 12,7 millones.

• En Chile, el beneficio ordinario fue de 311 millones de euros, un 4% más. El margen de intereses se recuperó en el segundo trimestre gracias al incremento de los volúmenes y a la mayor inflación. El crédito aumentó un 7%, mientras los recursos de clientes aumentaron el 5%.

• En Argentina, el beneficio ordinario fue de 73 millones de euros, similar al del primer semestre de 2018. Los ingresos crecen, lo que muestra una dinámica por encima de la inflación, por los ingresos de clientes (+98%).

• En el resto de Sudamérica, que incluye Uruguay, Perú y Columbia, el beneficio ordinario fue de 94 millones de euros, un 16% más.

Artículos relacionados