BOLSA

ACS, opiniones divergentes

Los ajustes pro­vo­cados por los de­cep­cio­nantes re­sul­tados de su fi­lial aus­tra­liana no han res­tado un ápice el po­ten­cial de ACS. Muy al con­tra­rio, los ana­listas pa­recen coin­cidir en la opor­tu­nidad que ofrecen estos des­censo para se­guir en­gor­dando la car­tera con sus tí­tu­los. Es otra opi­nión, aunque di­ver­gente.

El consenso del mercado, recogido por Reuters, se decanta por una recomendación de compra con un precio objetivo medio por encima de los 42 euros por acción. Esta estimación supone un potencial alcista del 15% adicional al 15% que ha subido su cotización en la primera mitad del año. Perspectivas que consolidarán al grupo constructor en la parte media alta de valores del Ibex 35 más revalorizados.

Para ello, apuntan los operadores, serán claves los resultados semestrales del grupo cuya presentación está prevista para el próximo lunes. Las sensaciones son muy buenas después de cerrar el primer cuarto del año con un beneficio de 282 millones de euros, un 12,9% mayor al contabilizado un año antes. Y lo más importantes, con crecimientos del orden del doble dígito en todas las líneas de su balance.

En esta fase, además, los analistas esperan observar una contención del apalancamiento una vez completada la adquisición de Abertis y tras los esfuerzos de inversión realizados en los nuevos proyectos concesionales, factores que han disparado su deuda neta hasta cerca de los 900 millones de euros. Con todo, su capacidad de atraer financiación sigue intacta como ha reflejado su última emisión de bonos para un proyecto en Perú, donde ha logrado una demanda siete veces superior a la oferta.

Si se cumplen las previsiones, y no hay nada que haga pensar en lo contrario, la gran mayoría de analistas confía en ver pronto a ACS por encima de los máximos históricos alcanzados en abril cuando tanteó los 41 euros por acción.

Pese a la recogida de beneficios posterior y a la preocupación por la desaceleración de los resultados de su filial australiana Cimic, la tendencia alcista primaria del grupo desarrollada desde 2012 sigue intacta y con unos niveles de máximos y mínimos crecientes muy alentadores, a juicio de los expertos técnicos.

Con una elevada rentabilidad por dividendo, muy por encima de la media del mercado, y un PER de apneas 12 veces, ni siquiera cabe temer la entrada del valor en un largo proceso de consolidación. Y un tercer escenario de caídas parece bastante remoto en las condiciones actuales. Para ello debería poner en riesgo niveles de soporte sobre los 33,6 euros. Algo improbable a día de hoy.

Artículos relacionados