El grupo textil elude la co­rrec­ción y re­nueva má­ximos del año en un mo­mento clave

Inditex hace valer su condición de valor refugio frente al cansancio bursátil general

El mer­cado está dando el sí a la nueva po­lí­tica de di­vi­dendo de la com­pañía ga­llega

Pablo Isla
Pablo Isla, Inditex.

El mayor valor de la bolsa es­pañola, con más de 85.000 mi­llones de euros en su zu­rrón, es cada vez más lí­der. La de­bi­lidad del sector fi­nan­ciero y en ge­neral del mer­cado es­pañol con­trasta con el ejer­cicio de au­to­ridad de Inditex en el par­qué. La com­pañía ga­llega que di­rige Pablo Isla se está sal­tando las mu­chas dudas que in­vaden el mer­cado en ju­lio. Ha subido en siete de las diez úl­timas se­siones y ha igua­lado los má­ximos del año mar­cados en abril en las in­me­dia­ciones de los 28 eu­ros.

"En tiempos de incertidumbre como los actuales, los inversores buscan refugio en valores de máxima liquidez que se han quedado un poco rezagados. E Inditex es uno de ellos. Después de la fuerte subida de otros gigantes del mercado, ha llegado su turno", señalan en fuentes bursátiles que apuntan a que el grupo textil es en estos momentos el que con más intensidad está entrando en las carteras de los gestores de cara a esta segunda mitad del año.

Frente a la debilidad el Ibex 35, que en apenas 11 sesiones ha perdido los soportes de los 9.400, los 9.300 y los 9.200 puntos, Inditex ha idado ganando terreno poco a poco, pero sin descanso. El resultado es que ya está entre los los ocho mejores valores del selectivo en lo que va de 2019, dando el relevo a las grandes estrellas del ejercicio, que están acusando el cansancio provocado por subidas muy verticales que invitan a realizar beneficios con más o menos intensidad.

Es el caso del líder del mercado Cellnex, que acumula cuatro sesiones consecutivas a la baja desde zona de máximos históricos. La compañía de torres de telecomunicaciones amasa una gran ganancia superior al 50% este año. Un movimiento muy similar está dibujando Acciona, también en proceso de consolidación en bolsa de una gran subida que se ha detenido en las inmediaciones de los 100 euros por acción. Siemens Gamesa o Aena están también en una situación de 'impasse' en julio.

Inditex, todavía muy lejos de los niveles de aquel 2017 en los que llegó a superar los 100.000 millones de euros de valor en Bolsa, encabeza ahora la preferencias de los inversores entre los grandes valores españoles (junto a Ferrovial, imparable también en este arranque del segundo semestre) y en plena subida está recibiendo el apoyo de los analistas. Los de RBC acaban de subir el precio objetivo hasta los 30 euros, lo que supone un potencial superior al 10%.

"El conjunto de los analistas no es tan optimista, pero no hay que subestimar la posibilidad de que Inditex siga subiendo en un momento tan raro como el actual en Bolsa. Si los bancos pinchan en la temporada de resultados (que Santander inaugura este martes para el sector) y sale aún más dinero de las entidades financieras), valores como Inditex se pueden ver aún más beneficados. De hecho, este proceso ya ha comenzado la semana pasada como estrategia preventiva", señala un gestor nacional.

Además, el mercado está dando el visto bueno a la política de dividendos del grupo gallego. En la junta de accionistas que aprobó el nombramiento de Carlos Crespo como consejero delegado (el mercado interepreta que la designación de un hombre de la casa es garantía de continuidad y estabilidad) el pasado 16 de julio, se decidió también aumentar desde el 50% hasta el 60% el 'pay out' de Inditex. Además se repartirá un dividendo extraordinario de 1 euro.

Gasolina para la cotización a golpe de dinero contante y sonante que vuelve a poner a Inditex en el centro de la operativa bursátil de los inversores nacionales e internacionales. Con 20.000 millones de ventaja en capitalización sobre su inmediato perseguidor, Banco Santander, Inditex refuerza su rol de gran jefe del Ibex 35. Convertido en valor refugio de cara a la segunda mitad del año, está disfrutando de su mejor momento del año en el parqué.El mercado está dando el sí a la nueva política de dividendo de la compañía gallega.

Artículos relacionados