Monitor de Consumo Bancario

La fi­lial de Andbank re­vo­lu­ciona el mer­cado con­ce­diendo 330 hi­po­tecas sin 'mochila'

Los neobancos, liderados por Myinvestor, agitan la guerra hipotecaria

Este tipo de en­ti­dades apuesta fuerte por la tec­no­logía para ofrecer fa­ci­li­dades al cliente

Oficina de AndBank
Oficina de AndBank

Rebasada la ba­rrera sim­bó­lica de los cien mi­llones de euros de vo­lumen de ne­go­cio, el si­guiente ob­je­tivo de Myinvestor es aca­parar el 0,5% del mer­cado hi­po­te­ca­rio. Tras la con­ce­sión de 330 hi­po­tecas li­bres de 'mochila' -el banco se hace cargo de todos los gas­tos, in­cluído el de ta­sa­ción- a pocos les quedan ya dudas de que la fi­lial del banco an­do­rrano Andbank se ha con­ver­tido en una re­fe­rencia para los demás neo­ban­cos, una op­ción có­moda y mo­derna para los fu­turos hi­po­te­ca­dos, aunque no exenta de li­mi­ta­ciones y ries­gos.

Según la definición del comparador online de productos financieros Helpmycash.com, un neobanco es una entidad financiera 'fintech' que ofrece. servicios financieros similares o iguales a los que ofertan la banca tradicional, aunque su operativa es 100% digital, siendo posible realizar la totalidad de las gestiones a través de Internet. Normalmente los trámites se llevan a cabo con una aplicación para dispositivos móviles, aunque algunas entidades también ofrecen la posibilidad de operar en su web.

Su vocación es claramente transnacional: permiten gestionar sus productos convirtiéndose en el aliado perfecto para aquellos que por motivos laborales u ocio no paran de viajar. La mayoría de entidades que operan en España son europeas y permiten operar en varios países del continente. Su marcado carácter digital les dota, además, de una mayor rapidez que la banca común, así como de medidas de seguridad extra como huellas dactilares o reconocimiento facial. La posibilidad de realizar operaciones y transacciones con criptomonedas es otra ventaja que les distingue de las entidades tradicionales.

Una oferta competitiva

No obstante, no todos los neobancos han nacido para competir con las entidades ya existentes: muchos han sido creados por colosos financieros que no quieren perder el tren de las 'fintech'. Éste es el caso de Myinvestor.

Con el banco andorrano Andbank como mecenas, el neobanco ha colocado ya 300 préstamos hipotecarios por importe de 65 millones de euros, a tan sólo siete meses desde su puesta de largo. Todos estos créditos están libres de productos vinculados y de gastos aparejados, incluso el de tasación, que según la nueva legislación es el único cuyo abono corresponde al usuario. Una competitiva propuesta que se suma a la rebaja que ha realizado la entidad en los tipos fijos, que viven una época de auge gracias al estado comatoso del euribor.

El acelerón de Myinvestor tiene mucho que ver con la libre portabilidad de hipotecas consagrada por la nueva ley hipotecaria, que ha permitido la 'fuga' de numerosos préstamos desde las entidades tradicionales hacia las más ventajosas condiciones de las 'fintech'. Unas condiciones que, pese a todo, también tienen sus 'peros'.

El desfase entre leyes y realidad

Según el análisis del Instituto de Estudios Bursátiles, "los límites a las innovaciones son de carácter político y regulatorio", lo que inevitablemente acaba afectando al mundo 'fintech' en el que se mueven los neobancos.

"Los límites regulatorios incluyen el inevitable desfase en la adaptación de las autoridades supervisoras y regulatorias a la aparición de nuevos productos, pero también el necesario anclaje que tiene la actividad bancaria con las leyes civiles y la realidad tangible, teniendo su más claro ejemplo en los derechos reales necesarios para la seguridad de los pagos y los negocios bancarios" -Explican desde la institución- "Es aquí donde los neobancos todavía no han podido comer terreno a la banca tradicional, porque sus modelos de negocios no contemplan la infraestructura necesaria".

Por otro lado, es muy importante saber que los neobancos propiamente dichos no cuentan con el respaldo del Fondo de Garantía de Depósitos (FDG). Esto se debe a que este tipo de entidades operan con licencia de dinero electrónico, y no licencia bancaria. En cuanto consiguen esta licencia pasan a ser 'challenger banks', contando con la garantía del FDG.

Es importante aclarar, no obstante, que para que el Banco de España -con la autorización del Banco Central Europeo (BCE)- otorgue la licencia de dinero electrónico, es necesario que la entidad demuestre un nivel suficiente de liquidez, así como que no está expuesta a fondos y que tiene solvencia suficiente para garantizar los ahorros de sus clientes.

Artículos relacionados