DIVIDENDOS

Iberdrola abonará el 1 de agosto un dividendo complementario de 0,2 euros

La eléc­trica ofrece tres op­ciones dis­tintas para el cobro de la re­tri­bu­ción

Ignacio Sánchez Galan, Iberdrola
Ignacio Sánchez Galan, Iberdrola

Iberdrola abo­nará el pró­ximo 1 de agosto un di­vi­dendo com­ple­men­tario de 0,2 euros brutos por ac­ción, con lo que la re­tri­bu­ción total al ejer­cicio 2018 as­cen­derá a los 0,351 euros brutos por tí­tulo, un 7,7% más que el año an­te­rior, in­formó la com­pañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La retribución total para los accionistas de la energética resulta de sumar los 0,151 euros brutos por acción ya abonados el pasado 5 de febrero en concepto de dividendo a cuenta de 2018 más los 0,2 euros de este dividendo complementario.

El compromiso de Iberdrola pasa por incrementar la remuneración anual a sus accionistas en línea con la evolución de sus resultados. El grupo registró en 2018 un beneficio neto de 3.014 millones de euros, un 7,5% más que en el ejercicio anterior.

De acuerdo con su programa de retribución flexible, Iberdrola permite a sus accionistas elegir entre recibir su retribución en efectivo o en nuevas acciones de la compañía de forma gratuita. En concreto, los accionistas de la compañía disponen de tres opciones: cobrar el importe correspondiente a su dividendo complementario (0,20 euros brutos por acción) directamente en efectivo; vender sus derechos de asignación en el mercado o bien obtener nuevas acciones liberadas del grupo de forma gratuita.

Estas tres opciones no son excluyentes, por lo que el accionista de la energética podría elegir una de las alternativas o combinarlas de acuerdo con sus preferencias.

De acuerdo al plan estratégico 2018-2022 del grupo, actualizado el pasado mes de febrero, la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán prevé alcanzar al final del periodo un beneficio neto de entre 3.500 y 3.700 millones de euros y mantener su política de remuneración al accionista, creciente en línea con los resultados. El beneficio neto esperado implicaría alcanzar un dividendo de hasta 0,4 euros brutos por acción al final del plan.

El programa de dividendo flexible de Iberdrola asigna por defecto la opción de recibir nuevas acciones, por lo que aquellos accionistas que prefieran recibir su retribución en efectivo deberán comunicarlo a su entidad bancaria entre los días 4 y 18 de julio.

Artículos relacionados