ENERGÍA

La OPEP y Rusia refuerzan su alianza

Este martes se cierra la reunión de la OPEP y otros 10 países en Viena en busca de equi­li­brar el mer­cado del crudo. Habrá un acuerdo entre el cártel y sus alia­dos, li­de­rados por Rusia, para pro­longar las res­tric­ciones en la pro­duc­ción por nueve meses más.

Este período es algo más largo de lo inicialmente previsto. Eso parece ratificar la estrategia a más largo plazo, lo cual servirá, según los analistas, para eliminar incertidumbres y equilibrar el mercado al menos hasta bien entrado 2020.

Un pacto entre la OPEP y sus aliados de nueve meses es inusual, dado que este tipo de acuerdos no suelen estar vigentes más allá de un semestre. Sin embargo, los productores se han puesto nerviosos por la preocupación por una posible disminución del voraz apetito de China por el petróleo mientras no se resuelva de forma definitiva la disputa comercial con Estados Unidos

Al respecto, Arabia Saudí, ya ha mostrado su predisposición a mantener sus cuotas de producción en los volúmenes actuales, en torno a 1,2 millones de barriles diarios. El mayor productor de petróleo del mundo, de momento, no observa necesario intensificar los recortes ante la expectativa de reequilibrio del mercado en los próximos seis o nueve meses.

El pasado mes de diciembre la organización y sus aliados optaron por aplicar recortes durante seis meses a la producción. Una medida que, pese a la positiva reacción inicial, no consiguió el efecto deseado por la caída de la demanda generado por la creciente preocupación ante los síntomas de debilidad de la economía mundial, acercando los precios de la materia prima hacia una situación cercana a mercado bajista.

No obstante, las recientes tensiones en el Golfo Pérsico, con amenazas de intervención militar, han provocado un nuevo impulso en la cotización que ha reducido los riesgos de un mercado de crudo bajista.

El precio del crudo se ha movido así en este período entre los 50 dólares y los 75 dólares por cada barril de Brent. Una extrema volatilidad que no convence ni a exportadores ni a importadores y que mantiene tensionados al resto de mercados financieros.

Artículos relacionados