BOLSA

Renta Corporación busca rehabilitarse

La de­bi­lidad de las cuentas de Renta Corporación en la pri­mera mitad del año ha su­pe­rado las peores pre­vi­siones de los ex­per­tos, aunque man­tiene ex­pec­ta­tivas para el resto del año. El be­ne­ficio de la com­pañía de reha­bi­li­ta­ción de in­mue­bles para la venta o el al­quiler se ha des­plo­mado un 32% entre enero hasta los 7,5 mi­llones de euros frente a los 5,1 mi­llones con­ta­bi­li­zados el pa­sado año.

El resultado operativo (Ebitda) se ha reducido hasta los 6,8 millones de euros, un 13% inferior a los 7,8 millones de un año antes. Un balance negativo marcado por la caída del 5% en los ingresos, hasta los 31,7 millones de euros, y por un retroceso del 2% en sus márgenes.

La deuda neta se ha elevado a 62,6 millones de euros, lo que supone un incremento de 16,5 millones respecto a los 46,1 millones de euros contabilizados a 31 de diciembre del pasado ejercicio, justificado por el grupo inmobiliario por la mayor necesidad de financiación de nuevas operaciones con deuda bancaria o pagarés.

Al respecto, el grupo tiene registradas existencias por 74 millones de euros, 16,6 millones más, debido a las adquisiciones realizadas en el ejercicio y que todavía no se han vendido. El valor de la cartera actual ronda así los 209 millones de euros.

Los analistas venían ya descontando una cierta penalización en sus cuentas en el primer trimestre y, aunque, la final han sido incluso algo peor de lo previstas tampoco han resultado ser tan decepcionantes. Sobre todo, cuando las expectativas para la segunda parte del año son bastante positivas ante el previsible impulso de los precios en alquiler y oficinas por la mayor demanda apuntada por el crecimiento del PIB.

Con este punto de mira, los analistas de Renta han reiterado su recomendación de sobreponderar las acciones de Renta Corporación con un precio objetivo en 5,1 euros por acción, lo cual supone un potencial de revalorización superior al 30% desde su actual cotización de mercado.

Este potencial se sumaría a las subidas acumuladas ya en el año del 22% y daría continuidad a la tendencia alcista recuperada a principios de año tras unos meses de fuertes incertidumbres, coincidiendo con la inestabilidad política en España y la fuerte sacudida del mercado en diciembre. Para alcanzar sus máximos en una década, apuntados por la estimación objetiva de Renta 4, los expertos técnicos creen que el valor deberá superar antes dos fuertes resistencias en torno a los 4 euros y luego sobre los 4,2 euros por acción que serán las que marquen su verdadero potencial a corto y medio plazo.

Artículos relacionados