La plana mayor del or­ga­nismo re­gu­lador se re­no­vará en sep­tiembre

Eléctricas, distribuidoras y gasistas recuperan el pulso en Bolsa tras el giro de la CNMC

Enagás, Naturgy, REE y Endesa suben con fuerza ante el anuncio de Marín Quemada de fle­xi­bi­lizar los re­cortes

Francisco Reynés, Naturgy.
Francisco Reynés, Naturgy.

Ha bas­tado un simple guiño por parte del pre­si­dente de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia, José María Marín Quemada, para que las ener­gé­ticas que se ha­bían hun­dido días pa­sados en Bolsa, hayan re­cu­pe­rado el pulso. Enagás, Red Eléctrica, Naturgy y Endesa han subido con fuerza tras la dis­po­si­ción del or­ga­nismo re­gu­lador a “suavizar” los re­cortes que plantea al trans­porte y dis­tri­bu­ción de gas y elec­tri­ci­dad.

Excepto Iberdrola, con un negocio más diversificado que el resto, el sector llevaba desde el pasado día 5 de julio unas jornadas de caídas continuas en los mercados por el efecto tan negativo que supondrá en las cuentas de resultados de las empresas. Moody’s, Standard and Poor’s y Fitch habían rebajado sus calificaciones, lo que ha provocado además una gran desconfianza entre los inversores. Enagas fue la empresa que más subió (+3,03%); Naturgy un 1,20%; REE un 1,75% y Endesa un 1,20%

La CNMC no se ha retractado en sus planteamientos generales, ya que hasta el 9 de agosto las empresas tienen de plazo para presentar sus alegaciones al respecto, pero ha mostrado una cierta disposición a tener en cuenta las propuestas que presenten, tanto las eléctricas como las gasistas.

Reflexiones de peso y certeras

Marín Quemada ha invitado a las empresas a que colaboren con la CNMC, para facilitar “reflexiones certeras que nos permitan acertar más en esas circulares que van a determinar con absoluta y criterios estrictamente técnicos el precio de determinados componentes del recibo de la luz y del gas durante los próximos cinco o seis años”, ha señalado.

En este sentido, considera que, si esas aportaciones a las circulares por parte de los afectados son “certeras y con sustento suficiente”, serán tenidas en cuenta, aunque subrayó que, si no es así. se seguirá “en la línea expuesta” de mantener el recorte en las retribuciones para esas actividades.

La CNMC plantea un recorte en la distribución y el transporte del gas del 17,8% y el 21,8%, respectivamente, en el periodo 2021-2026. En cuanto a la electricidad, el ajuste será de un 7% para la distribución y de un 8,2% para el transporte. En total, para el nuevo periodo regulatorio de seis años el recorte a todo el sector energético le supondrá unos 5.700 millones de euros en sus cuentas.

“Nuestro objetivo es el rigor, precios razonables para los consumidores y retribuciones razonables para las empresas. Esa es la línea del interés general que es lo que mueve a la CNMC”. Este es el argumento que el alto directivo de la CNMC utiliza para justificar su “demoledor” informe sobre los famosos peajes que reciben las eléctricas y gasista por el transporte y la distribución de la luz y del gas.

Medidas de presión y vendaval de críticas

Ahora bien, el vendaval de críticas que le han llovido desde el pasado 5 de julio a toda la CNMC y a su presidente José María Marín, le han llevado a ser más reflexivo y a dejar abierta una puerta a modificar los recortes. Pese a que el Consejo de Estado y el propio Gobierno en funciones deberán pronunciarse, el propio Marín Quemada se ha adelantado y ha levantado ya el pie del acelerador.

El Sindicato Independiente de la Energía (SIE) ha advertido de que los documentos de la CNMC podrían “poner en riesgo cantidad de puestos de trabajo, y un trabajo estable, de calidad y con alto nivel de formación en un sector clave para la economía del país y motor de su desarrollo”.

SIE va más allá aún, al señalar que la propuesta de circulares, una vez superado el periodo de alegaciones, deberán ser revisados por una CNMC que, entonces tendrá una composición muy distinta a la actual, debido a la renovación de seis de sus miembros, en septiembre próximo, entre ellos su presidente, José María Marín Quemada, “lo que delata una cierta imprevisión y urgencia en un tema de tanta importancia y calado”.

Por otro lado, la Asociación Española del Gas (Sedigas) se ha reunido con altos cargos del Ministerio para la Transición Ecológica para trasladarles su “preocupación” por las propuestas de la CNMC. La patronal insiste en los planteamientos de todo el sector, alertando de que el informe genera “inseguridad” entre los inversores y afectará al empleo.

Nada más conocer el alcance que tendrá las dos circulares sobre sus resultados, Naturgy ha anunciado que paraliza sus inversiones en redes y no descarta revisar toda la estrategia que tenía prevista para el mercado español.

Artículos relacionados