BOLSA

El mercado asusta a ABI

La cre­ciente in­cer­ti­dumbre de los mer­cados man­tiene en alerta a los ope­ra­dores más avis­pa­dos, cada vez más rea­cios a sumir po­si­ciones de riesgo. Este es uno de los mo­tivos por los que Anheuser-Busch InBev ha op­tado por sus­pender la sa­lida a Bolsa de su ne­gocio asiá­tico.

Las malas condiciones del mercado han dado al traste así con una de las mayores operaciones bursátiles del año.

El grupo cervecero belga, con marcas tan reconocidas como Stella Artois, Corona y Hoegaarden buscaba captar cerca de 10.000 millones de dólares con la colocación de su filial de Hong Kong. La suspensión de la operación, destinada a reducir su abultada deuda, supone un severo revés al grupo, al tiempo que eleva la desconfianza respecto a la situación de los mercados financieros.

Es más, la suspensión pone de manifiesto la fuerte divergencia en el mercado global de las salidas a Bolsa. Mientras esta actividad está en máximos en Estados Unidos, en Asia y en Europa se encuentra en pleno declive debido a la preocupación por el crecimiento económico y las tensiones comerciales con Washington.

Esta es la tercera cancelación más grande de una salida a Bolsa de la historia, según Dealogic. Queda por detrás del intento de estreno bursátil del gigante de loterías español Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado por 10.100 millones de euros en 2011 y de la primera tentativa de la aseguradora AIA Group en Hong Kong, en 2009, cuando quiso recaudar 10.000 millones de dólares.

AB InBev podría probar suerte de nuevo en Hong Kong, aunque necesitaría volver a presentar los documentos necesarios con datos financieros más. Al respecto, el grupo ha mostrado su intención de vigilar de cerca las condiciones del mercado ante esta posibilidad mientras evalúa otras opciones para reducir su apalancamiento.

Artículos relacionados