El co­mercio di­gital y el ex­ceso de com­pe­tencia re­pre­sentan to­davía la prin­cipal ame­naza

Las inversiones milmillonarias de Inditex no garantizan un futuro sin obstáculos

La firma textil in­vierte 9.400 mi­llones de euros en los úl­timos seis años

Pablo Isla, Inditex
Pablo Isla, Inditex

Inditex, grupo textil fun­dado por Amancio Ortega, avanza con cons­tantes palos en la rueda, pese a que sus nú­meros mues­tran cre­ci­miento. Sin em­bargo, la era di­gital ge­nera va­rios obs­táculos a sus in­tereses em­pre­sa­riales como mues­tran las grandes in­ver­siones que rea­liza la com­pañía en in­no­va­ción tec­no­ló­gica y lo­gís­tica. Su va­lo­ra­ción en los mer­cados aún no jus­ti­fica el precio de sus ac­cio­nes, mien­tras el clima de guerra co­mer­cial e in­cer­ti­dum­bres como el Brexit pueden per­ju­dicar a sus re­sul­ta­dos.

La empresa con sede en Arteixo tiene claro su línea de actuación: invertir lo que sea necesario para combatir el desafío digital. Muestro de ello es que sus inversiones han ascendido hasta los 9.400 millones de euros para la innovación en tecnología y logística, como la tecnología de radiofrecuencia RFID, la introducción de 250.000 dispositivos digitales en sus tiendas o el desarrollo de puntos automatizados de recogidas de pedidos online, como ya ha implantado en decenas de tiendas.

En la memoria del 2018 publicada por Inditex se centraban en esta tendencia al señalar que sus tiendas “se han anticipado a las nuevas necesidades de los clientes. Se trata de espacios más grandes, más tecnológicos y más inteligentes. Una de las razones que posibilitan esta política es la constante reinversión realizada en la propia empresa”.

La meta más inmediata que tiene Inditex es una integración total de los negocios online y offline, que sea sostenible y lo más digitalizado posible de aquí a 2020. Sin ir más lejos, una muestra de esto es que en el año pasado invirtieron 1.600 millones de euros. Unos números que reflejan cómo quieren mover su caja neta para enfrentarse a las dificultades que pueden tener en el camino.

El objetivo del grupo es ser totalmente integrado (online y offline), sostenible y digital en 2020. En 2018, sus inversiones ascendieron a 1.600 millones. El grupo tuvo 3.000 millones de visitas online a las plataformas de sus marcas y alcanzó unas ventas digitales de 3.200 millones, un 27% más y el 12% del total de sus ventas totales.

Pero en el presente 2019, tal y como indica su memoria, la compañía liderada por Pablo Isla realizará una inversión ordinaria de 1.400 millones, con la previsión de abrir 50 tiendas y elevar sus ventas comparables entre un 4% y un 6%. Las dudas llegan cuando se observa que el clima general poco a cambiado desde hace unos meses hasta ahora.

Incertidumbres que persisten

El grupo textil sigue adoleciendo de los mismos problemas que hacen dudar a las principales casas de análisis: las dificultades ante un entorno cada vez más competitivo y el daño que le puede hacer tanto la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que afecta directamente a los negocios exportadores, como el Brexit.

Inditex tiene exposición a Reino Unido y, de hecho, “riesgos de suministro o aranceles” si no hay acuerdo, así como un posible descenso del consumo en la región. Con todo, piensa que el impacto será reducido para el conjunto de su actividad. Algo que la banca de inversión pone en cuarentena.

Por lo pronto, las inversiones realizadas por la compañía no han dañado sus cuentas. La empresa tiene que apuntarse un pasivo por arrendamientos de entre 6.500 y 6.900 millones en 2019, debido al nuevo marco de contabilidad, mientras que tiene un saldo positivo de 6.705 millones de euros.

¿Suficiente para justificar su cotización en los mercados en base a su valoración? La mayoría de los expertos no lo ven así. Sigue cotizando a un ritmo de 23 veces lo beneficios, lo cual supone una valoración elevada. Analistas como los de Credit Suisse apuestan por infraponderar sus acciones con un precio objetivo de 21 euros, lo cual le da un potencial a la baja de un 21%. La confianza no termina de llegar.

Artículos relacionados