Naturgy sus­pende “temporalmente” las in­ver­siones en su fi­lial Nedgia hasta ana­lizar los efectos

La CNMC paraliza el sector energético en Bolsa por sus recortes a la retribución

Jordi Sevilla arre­mete contra Marín Quemada y le acusa de ge­nerar “inseguridad” entre los in­ver­sores

Resultados: Marín Quemada, CNMC
Marían Quemada, CNMC.

El sector eléc­trico y ga­sista está que trina por las dos cir­cu­lares lan­zadas por la CNMC que su­pon­drán un fuerte re­corte en las re­tri­bu­ciones que re­ciben por el trans­porte y dis­tri­bu­ción. Como con­se­cuen­cia, han su­frido un duro co­rrec­tivo en Bolsa, lo que ha lle­vado a las em­presas a atacar du­ra­mente al or­ga­nismo re­gu­la­dor. Los mer­cados han cas­ti­gados todo los va­lores aunque Enagás y Naturgy han sido los que más han caído por su apa­rente “vulnerabilidad”.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha armado un gran taco entre las empresas y los inversores, tras las dos circulares publicadas el pasado día 5 en las que se establecen las nuevas tarifas que recibirán las eléctricas y gasistas en el transporte y distribución. Según la propuesta que hace la CNMC, el sector eléctrico sufrirá un recorte de un 7% en la distribución de electricidad y un 8,2% en el transporte.

El sector gasista sale mucho más penalizado, al contemplarse un tijeretazo de hasta un 17,8% en la distribución y de un 21,8% para el transporte. Por esta razón, Enagás arrastra desde el pasado día 5 una caída en Bolsa de más de un 18%, mientras que Naturgy acumula un castigo de un 10%. Por parte eléctrica, Red Eléctrica registra un descenso del 7%; Iberdrola más de un 4% y Endesa un 2%.

A la vista del castigo que están sufriendo en Bolsa y los efectos que la medida puede tener en los resultados de las compañías, todo el sector se ha alzado en armas, aunque han sido Naturgy y Red Eléctrica quienes más duramente han atacado la propuesta del organismo que preside José María Marín Quemada.

Naturgy paraliza sus inversiones

Naturgy ha salido en tromba y ha anunciado que paraliza “temporalmente” las inversiones de la filial de distribución de gas Nedgia hasta ver con claridad los efectos que tienen las dos circulares en sus resultados. El próximo día 24 de julio presentará los resultados del primer semestre y, entonces, comentará los efectos que tendrán en sus cuentas. La compañía que preside Francisco Reynés se lo ha hecho saber a los sindicatos y ha recalcado que la medida no es un “chantaje” contra la CNMC.

La eléctrica y gasista reconoce, en cambio, que la decisión de paralizar las inversiones se debe al “brutal” cambio regulatorio establecido por el organismo regulador en el borrador de ambas circulares, referidas a la retribución que el sector recibe por la distribución y el transporte de gas y electricidad.

Ambas circulares serán sometidas a consulta hasta el 9 de agosto. Durante este periodo de tiempo, el sector puede presentar todas las alegaciones que estime oportunas. Fuentes consultadas han asegurado a Capitalmadrid que los documentos son muy complejos por lo que se están analizando a fondo.

Las empresas gasistas han manifestado que sea el Ministerio para La Transición Ecológica quien tenga la llave de legislar y no sea la CNM quien decida sobre la transición energética y sobre el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

Jordi Sevilla arremete contra la CNMC

Prácticamente, en esta misma línea se ha expresado el presidente de Red Eléctrica, Jordi Sevilla. En el documento que ha elaborado la empresa que controla la red de alta tensión, se acusa a la CNMC de “generar inseguridad” y de “poner en peligro los objetivos de transición energética”.

A su juicio, las circulares de la CNMC no favorecen el cumplimiento de las prioridades estratégicas establecidas por el Gobierno en materia energética e introducen un nivel elevado de “incertidumbre” sobre la retribución de las inversiones, además de ser “discriminatorias” con la actividad del transporte eléctrico.

Asegura también que, recortar el gasto de inversión y mantenimiento en la prestación de un servicio público esencial no es el camino adecuado. Insiste además en que, los recortes “indiscriminados” en el gasto “sólo conducen al deterioro en la calidad de la prestación del servicio”.

Sevilla comenta en tono muy duro que los objetivos del PNIC se ponen en riesgo si se recortan los techos de inversión y se reducen los estándares de mantenimiento de las redes de transporte. El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima contempla unas inversiones globales de 234.000 millones de euros, de los cuales unos 40.000 millones de euros se destinarán a potenciar las redes de transporte y distribución de electricidad.

Estas inversiones necesitarán del apoyo y el respaldo de los inversores, razón por la cual el presidente de Red Eléctrica advierte de que se están poniendo en riesgo estas inversiones. Recuerda que, para obtener fondos privados en los mercados financieros y de capitales, “se debe ser respetuoso con las reglas del juego que determinan estos mercados”.

Las eléctricas Iberdrola y Endesa han utilizado, por ahora, un lenguaje menos duro, aunque cargado de críticas hacia la CNMC. La patronal eléctrica Aelec dijo nada más conocer las propuestas de circular de la CNMC que, a falta de cuantificar otros aspectos, la tasa de retribución definida supone una bajada “significativa”, que la dejaría en un 5,58% antes de impuestos. La tasa de retribución financiera que acabará en 2019 es del 6,503% para las actividades de transporte y distribución.

Artículos relacionados