Repsol amplía su alianza con Oil Search y refuerza su apuesta por Alaska

Sede de Repsol
Sede de Repsol

Repsol ha ampliado su alianza con Oil Search y ha reforzado su apuesta por Alaska, donde en 2017 realizó el mayor hallazgo de hidrocarburos convencionales llevado a cabo en suelo estadounidense en los últimos 30 años.

En concreto, la petrolera presidida por Antonio Brufau elevará su participación en el área de exploración Horseshoe hasta el 49%, desde el 25% que tenía, tras adquirir un 24% adicional a Oil Search.

Además, aumentará su participación en otras licencias exploratorias en la zona hasta el 37,24%, desde el 25% con que contaba, equiparando así prácticamente su presencia con Oil Search (38,76%). Todos estos movimientos supondrán un desembolso de 64,3 millones de dólares (unos 56,5 millones de euros) por parte de Repsol, informó el grupo de Papúa Nueva Guinea.

De esta manera, ambos socios alinearán sus participaciones en los activos que comparten en Alaska. Oil Search poseerá el 51% en las áreas de Pikka y Horseshoe, mientras que Repsol contará con el 49% restante.

Este fortalecimiento de la alianza entre ambos se produce después de que Oil Search haya ejercido la opción de compra por 450 millones de dólares (unos 395,2 millones de euros) que tenía sobre las participaciones del 25,5% y el 37,5% en Pikka y Horseshoe que poseía Armstrong Energy, que deja así de estar presente en estas dos áreas.

Oil Search, operador de estos proyectos, destacó que esta alianza con Repsol le permite acceder a la gran experiencia de la energética española. Además, se implementará un acuerdo de operación conjunta para el desarrollo del proyecto, su impulso comercial a largo plazo, así como para permitir desinversiones conjuntas o separadas.

ESTIMACIONES DE LOS RECURSOS AL ALZA. Asimismo, el socio de Repsol indicó que se prevé elevar en la segunda mitad de este año la estimación de recursos para Pikka Nanushuk y sus campos adyacentes, que en la actualidad asciende a unos 500 millones de barriles.

El plan de desarrollo de Repsol y Oil Search para la zona prevé que se inicie la producción en 2022 con unos 30.000 barriles de petróleo diarios, utilizando la capacidad existente en las instalaciones de procesamiento de un operador adyacente, antes de la construcción de unas instalaciones para abarcar una producción potencial de aproximadamente 120.000 barriles de petróleo diarios (brutos), estimada para cuando comience la producción del campo completo en 2024.

PRESENCIA EN ALASKA. Repsol lleva explorando activamente en Alaska desde el año 2008 y, desde 2011 la compañía ha realizado múltiples descubrimientos en la zona de North Slope.

El pasado mes de enero, durante la campaña invernal de exploración 2018-19 en Alaska, se confirmó la presencia de hidrocarburos en la parte Sur de la unidad Pikka, donde se completó el primer pozo de delineación conocido como Pikka-B.

Además, en noviembre del año pasado, Repsol adquirió derechos sobre 12 bloques situados al Este (9 bloques) y al Sur (3) de la unidad Pikka.

Artículos relacionados