Banco de España justifica el uso del colchón anticíclico sin evidencias de crecimiento excesivo del crédito

Banco de España
Banco de España

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, justifica la activación de los colchones anticíclicos incluso sin evidencias de un crecimiento excesivo del crédito, pese a ser uno de los requisitos para su puesta en marcha según la regulación surgida tras la crisis financiera de 2008.

Así lo ha indicado Hernández de Cos en la segunda Conferencia de Estabilidad Financiera organizada por el Banco de España en colaboración con el Centro de Estudios Monetarios y Financieros (CEMFI).

Tal y como ha relatado, existen numerosos ejemplos de recesiones económicas no precedidas por un crecimiento excesivo del crédito, por lo que ve necesario el uso de esta herramienta macroprudencial en tiempos buenos para utilizar los recursos en los malos, incluso cuando no hay evidencia de la aparición de un crecimiento crediticio excesivo.

Hernández de Cos ha explicado que cuando las tasas de incumplimiento de los prestatarios aumentan en momentos de recesión, afecta negativamente la cuenta de pérdidas y ganancias y la posición de capital de los bancos.

"Cuando los bancos no tienen un nivel de capital suficiente para absorber tal deterioro o no pueden usar sus reservas de capital, tienden a restringir el crédito y, como resultado, a profundizar la recesión económica", ha indicado.

El gobernador del Banco de España ha continuado insistiendo en la independencia del ciclo económico con el crediticio, aunque sí que ha admitido un patrón empírico relativamente estable que relaciona el crédito con el déficit en el Producto Interior Bruto (PIB).

"Durante la fase inicial de las recuperaciones económicas, el déficit de producción tiende a liderar el déficit de crédito; sin embargo, cuando la expansión es firme, la brecha crediticia encabeza la brecha de producto", ha señalado, añadiendo que, por tanto, activar los colchones anticíclicos cuando la economía está en expansión podría ayudar a reducir la probabilidad de una expansión crediticia excesiva.

También ha asegurado que diversos estudios han revelado que un aumento de 1 punto porcentual en el índice de solvencia de los bancos reduce el crecimiento del crédito entre 1 y 2,5 puntos porcentuales. "Esto muestra que la elasticidad relacionada con la liberación del capital del colchón anticíclico acumulado durante la fase de expansión podría ser mucho mayor durante las recesiones", ha remarcado.

ACTIVACIÓN TEMPRANA Otras investigaciones encuentran que aumentar el colchón anticíclico en 1 punto porcentual antes de una expansión crediticia podría reducir esa expansión en aproximadamente 1 punto porcentual, mientras que el mismo aumento de la herramienta en la fase de expansión reduciría la contracción del crédito en una desaceleración en alrededor de 6 puntos porcentuales.

En suma, Hernández de Cos considera que una activación de los colchones anticíclicos en los buenos tiempos garantizará que el capital se reserve para los malos. "Esto afectaría significativamente al crédito en una coyuntura negativa, mientras que no tendría un gran efecto ni en el crédito ni en el PIB en la fase de expansión", ha aseverado.

"La naturaleza cíclicamente variable de las elasticidades indica que el coste de la activación tardía puede ser mucho mayor que el coste de una anticipación temprana. Su objetivo principal debería ser crear resiliencia ante la recesión", ha apostillado.

Artículos relacionados