BOLSA

Acciona, en el club de los 100

Una vez so­lu­cio­nados buena parte de los pro­blemas de su fi­lial ale­mana Nordex y re­ajus­tados sus ni­veles de ac­ti­vi­dad, Acciona ha vuelto a re­cu­perar la con­fianza de los in­ver­sores hasta al­canzar ni­veles cer­canos a los lo­grados antes de la crisis de 2008. Pero no se fíen. Nada está claro.

En estos meses ha vuelto a superar la barrera de los 100 euros por acción. Sin embargo, el parón y marcha atrás de las bolsas ha puesto otra vez en serio peligro la espectacular trayectoria alcista desarrollada por el grupo andaluz en este último año.

Los operadores, en cualquier caso, afirman que las dudas sobre la situación de los mercados financieros no es óbice para seguir confiando en la solidez de la compañía de construcción y energía que, por lo demás, parece estar contando ahora con el beneplácito de los dioses comerciales.

Hace unas semanas ha anunciado la adjudicación para la construcción y mantenimiento de un Hospital en Ciudad de Panamá por 550 millones de euros. Este proyecto supondrá un incremento de más del 5% en la cartera de infraestructuras del grupo.

Unos días después el grupo ha conseguido zanjar la disputa judicial con el Estado australiano de Nueva Gales del Sur por la construcción del tren ligero de Sidney. El Estado ha acordado abonar cerca de 360 millones de euros en concepto de indemnización al consorcio Altrac y subcontratistas, entre los que se encuentra la cotizada española. Este acuerdo incluye una extensión de dos años del contrato para el funcionamiento y mantenimiento de los servicios del tren ligero, que se alarga hasta 2036.

A cambio, el acuerdo supondrá la retirada de varias demandas legales por un importe superior a los 900 millones de euros. Por su parte, Acciona también ha acordado retirar la demanda por cerca de 700 millones de euros por supuestamente haber mentido en torno a un acuerdo con la empresa energética Ausgrid sobre la gestión de los cables.

Pese a estas buenas noticias, la cotización de Acciona ha retrocedido del orden de un 5% en el último mes, lastrada por el conjunto del mercado. Un retroceso que le ha llevado no solo a perder la sicológica cota de los 100 euros sino a poner en peligro también la tendencia alcista.

De no encontrar soporte sobre los 94,5 euros por acción, el valor corre un serio peligro de entrar en una peligrosa fase recesiva hasta las inmediaciones de los 85 euros por acción que podría dejar en nada sus avances de principios de años en los que ha llegado a sumar revalorizaciones superiores al 30%, convirtiéndose en uno de los mejores valores del selectivo. Pero, en general, los operadores no contemplan este mal escenario y menos con la intensa la actividad comercial que viene desarrollando el grupo.

Artículos relacionados