Monitor de Consumo Bancario

Salir de va­ca­ciones cos­tará 1.789 euros por per­sona, un 10% más que el año pa­sado

Dos millones de españoles se endeudarán para salir de vacaciones

Pedir un cré­dito para fi­nan­ciar los viajes es­ti­vales su­pondrá más de 97 mi­llones en in­tereses

Cerrado_por_Vacaciones.jpg
Cerrado por Vacaciones.

Llega el ve­rano y el bur­gués medio hace sus cálculos sobre el plan de es­par­ci­miento es­tival que puede per­mi­tirse. Malas no­ti­cias: este año plantar la som­brilla sale un 10% más caro que en 2018, con lo que la broma llega a los 1.789 eu­ros, casi el sueldo de dos meses para un mi­leu­rista. ¿Qué op­ciones que­dan? ¿Quedarse en la ciudad y tirar de pis­cina y aire acon­di­cio­nado? Ni pen­sarlo, que eso es de po­bres.

Para eso está el maravilloso mundo financiero y su ramillete de productos, que permitirán a dos millones de españoles financiar las vacaciones a cambio de estirar un poquito más su masa de deuda.

Así lo ha hecho público Kelisto.es en un informe, que también aporta el dato de los 49,3 euros de media en concepto de intereses (al 19,11% de media) que tendrán que pagar quienes se decidan por pedir un préstamo, lo que en total supondrá un gasto extra de 97,7 millones. Y es que, en verano, lo primero es lo primero.

Más de 28 millones de españoles saldrán de vacaciones este verano, de los cuales 3,04 millones, el 17%, pagarán los gastos a plazos. De ellos, el 65%, casi dos millones, recurrirá a un producto financiero con un coste aparejado.

Mejor un crédito que sacar brillo a la tarjeta

El estudio de Kelisto.es expone que financiar las vacaciones mediante un préstamo personal es una opción más ventajosa para el usuario que la tarjeta de crédito, ya que supone un ahorro medio de un 4%, 10 millones de euros en total.

Los plásticos que ofrecen pago aplazado aplican un interés medio del 17,97% TIN (Tipo de Interés Nominal): un 19,59% en el caso de las tarjetas con vinculación bancaria (las que se conceden a quienes son clientes de un banco) y un 16,36% en el caso de las que no exigen cambiar de entidad para su contratación. Por su parte, los préstamos aplican, de media, un TIN del 6,35%, un 64% inferior al de las tarjetas.

No obstante, el informe aclara que, si se tienen en cuenta las comisiones y gastos asociados a este tipo de productos, el coste de ambos tipos de productos resulta mucho más parecido. Para financiar un gasto como el de las vacaciones en tres meses, explica Kelisto.es, la TAE (Tasa Anual Equivalente) media que se asumiría con una tarjeta de crédito es del 19,88%: un 21,62% con tarjetas con vinculación y un 18,15% con las sin vinculación.

Con los préstamos, la TAE se quedaría en el 19,11%, un 4% menos: la diferencia, por tanto, es pequeña, aunque, en la práctica eso supone un ahorro de 5,05 euros por persona en intereses (10,2 millones de euros de ahorro en total).

Éste, entre otros motivos, aúpa a los créditos personales al primer puesto del ránking de vías de financiación del asueto veraniego (47%). Le siguen los productos de aplazamiento de las empresas de contratación de viajes (46%), las ya mencionadas tarjetas de crédito (25%) y, por último, los préstamos de amigos y familia (9%).

Catalanes, andaluces y madrileños, los que más tiran del crédito para huir del calor

Las comunidades autónomas en las que más personas recurrirán a la financiación para abonar las vacaciones de verano son Andalucía (361.282 personas, el 18,23% de las que pagarán a plazos), seguida de Cataluña (315.558; el 15,92%), la Comunidad de Madrid (282.323; 14,25%) y la Comunidad Valenciana (209.117; el 10,6%).

En el extremo contrario se situarán Melilla (3.488 personas; el 0,18%), Ceuta (3.632; el 0,18%), La Rioja (12.993; 0,66%) y Cantabria (24.467; 1,23%).

Artículos relacionados