Monitor de Infraestructuras

El con­sorcio GUPC prueba la ca­lidad del pro­yecto de in­ge­niería desa­rro­llado entre 2009 y 2016

Sacyr festeja con éxito el tercer año de la ampliación del Canal de Panamá

El nuevo tramo ha re­gis­trado una dis­po­ni­bi­lidad del 99,97%, en la mayor obra civil del siglo XXI

Ampliacion Canal de Panamá
Ampliación Canal de Panamá.

El con­sorcio GUPC, li­de­rado por Sacyr, ha cu­li­mi­nado el pe­riodo de tres años en el que ha rea­li­zado el man­te­ni­miento del Tercer Juego de Esclusas del Canal de Panamá. En estos 36 meses han tran­si­tado cerca de 6.500 bu­ques por el nuevo Canal, que ha re­gis­trado una dis­po­ni­bi­lidad del 99,97%, me­jo­rando la obli­ga­ción con­trac­tual de al­canzar el 99,6%. Además, no ha ha­bido ningún in­ci­dente en este tiempo acha­cable a GUPC.

Los barcos que transitan por las esclusas neopanamax representan el 51% de los ingresos del Canal por peajes, dada su mayor capacidad de carga. El mayor tamaño de los buques representa 3,4 veces más toneladas por tránsito respecto a las esclusas originales. El Canal ofrece un promedio diario de tránsitos de alrededor de 7,5 buques en las esclusas neopanamax, pero han llegado a transitar hasta 12 buques en un mismo día.

6% del comercio mundial

Gracias a la ampliación del Canal en 2016, por donde pasa el 6% del comercio mundial, se ha logrado unir más de 140 rutas marítimas y 1.700 puertos en 160 países.

En 2018, el 62% de los buques que transitaron por el canal tuvo como origen o destino Estados Unidos. Este país es uno de los principales usuarios de la vía interoceánica, seguido de China, México, Chile y Japón. Alrededor de 14 embarcaciones diarias transitan por las esclusas de Agua Clara, en el Pacífico, y Cocolí, en el Atlántico, en función de la disponibilidad de agua.

Más del 50% de las embarcaciones han transportado portacontenedores; el 26% correspondía a gas licuado del petróleo; y otro 11% a gas natural licuado (GNL). Otros buques que han utilizado las esclusas son los de graneles secos y líquidos, portavehículos y pasajeros.

Récord de tonelaje

En 2018 se estableció un nuevo récord de tonelaje, ya que se alcanzaron los 38 millones de toneladas de carga.

En el año fiscal 2017 (del 1 de octubre 2017 al 30 de septiembre de 2018), el Tercer Juego de Esclusas ya representó el 37% de los ingresos totales de peaje y el 34% del tonelaje transitado por el Canal.

Tercer Juego de Esclusas: sostenible y eficiente

Sacyr lideró GUPC, el consorcio encargado del diseño y construcción del tercer juego de esclusas entre 2009 y 2016.

Las nuevas cámaras de las esclusas miden 427 metros de largo por 55 metros de ancho y 18,3 metros de profundidad y permiten el paso de barcos post-Panamax. Esta es la mayor obra de ingeniería del mundo por su complejidad técnica y tecnológica. http://historiasdelcanal.sacyr.com/es/

El Canal de Panamá cuenta con tinas de agua para cada cámara en las esclusas de Cocolí y Agua Clara, lo que garantiza la reutilización de hasta un 60% de este recurso en cada esclusaje y reducir el 7% de agua consumida en cada tránsito frente a las actuales. Este ahorro permite que pasen dos barcos más al día.

Respecto al tiempos de llenado de esclusas, las cifras también mejoran respecto a las pactadas. Si el tiempo medio de llenado de las esclusas requerido por el cliente estaba entre 46,1 y 50,5 minutos con el uso de las piscinas, el tiempo real ejecutado se sitúa entre 42,5 y 43,7 minutos.

Sin el uso de piscinas, el tiempo medio de llenado de las esclusas requerido por el cliente era de 26,5 a 28 minutos, y el tiempo real ejecutado es de 24,8 a 26 minutos.

El hormigón empleado en su construcción es de una excelente calidad y supera ampliamente los márgenes del proyecto, con una durabilidad superior a 100 años. En las nuevas esclusas se han empleado cinco millones de m3 de hormigón, equivalente a 50 torres de 236 metros o 450 edificios de 20 pisos.

Durante la ejecución de la obra se alcanzó un récord mundial en el vaciado de hormigón: 170.000 m3 de hormigón al mes, equivalente al que se emplearía en dos torres de 236 metros. Además, se emplearon 300.000 toneladas de acero.

El tercer juego de esclusas permite el paso de buques con el triple de capacidad, lo que conlleva un impacto positivo en la industria logística mundial gracias a la cual puertos de todo el mundo han cambiado sus plataformas logísticas para recibir a los barcos post-Panamax.

El aumento de la carga también redunda en una reducción de emisiones de CO2, ya que la misma carga es transportada por menos buques.

Artículos relacionados