BOLSA

EDreams, cambios para bien

El re­ciente cambio en su es­truc­tura ope­ra­tiva, cen­trán­dose en el ne­gocio tec­no­ló­gico y ce­diendo las ac­ti­vi­dades de aten­ción al cliente a un socio ex­terno, está dando un nuevo im­pulso a la co­ti­za­ción de eDreams.

Las acciones de la compañía de viajes online han recuperado la tendencia alcista y ya acumulan una revalorización del orden del 50% en el año.

Este impulso le ha llevado a tantear la zona de congestión técnica que encuentra en torno a los 3,6 euros por acción. Y todo apunta a que la podrá superar con cierta facilidad si se confirman las buenas previsiones de sus resultados empresariales correspondientes al cierre de su año fiscal 2018-2019, cuya presentación está agendada para el próximo martes 25 de junio.

En el tercer trimestre, cerrado en diciembre, eDreams contabilizó unas pérdidas de 9 millones de euros debido a la erosión inicial del cambio en el modelo de ingresos. Eso provocó una caída por este concepto del 3%, pero a cambio mejoró su margen un 4%. De hecho, el Ebitda experimentó una mejora del 8%, hasta los 76 millones de euros, lo cual, junto al giro adoptado en la operativa de negocio, impulsa las positivas sensaciones de cara al cierre del ejercicio.

En este sentido, la compañía ha reiterado su confianza en la favorable evolución de esta estrategia en la recta final de su ejercicio fiscal. Una vez completada la transformación, espera cerrar el ejercicio con una facturación de entre un 3% y un 4%, con una horquilla de entre 524 y 530 millones de euros y un Ebitda en torno a los 120 millones de euros.

El nuevo modelo se basa en la diversificación de productos e ingresos con el objetivo de que el cliente, además de un vuelo, pueda acceder a otros servicios como seguros de viaje, hoteles o coches de alquiler. La venta de billetes representaba antes un 80% de los ingresos y eDreams ha logrado revertir esta dependencia consiguiendo que la venta de productos y servicios auxiliares supongan ya un 43% de los ingresos. Una buena muestra del éxito del proceso de diversificación puesto en marcha pese al mordisco inicial sufrido por los ingresos y el beneficio debido a las fuertes inversiones realizadas.

Por lo demás, y aunque no descarta nuevas compras, siempre y cuando resulten realmente estratégicas y generen valor, el grupo está ahora centrado en el desarrollo de su actual plan de negocios en las áreas donde está presente, por lo que tampoco contempla la entrada de nuevos socios o una posible operación de venta. Algo que no parece generar una gran preocupación en el mercado, máxime de cara a las buenas expectativas de la actividad del grupo de cara al verano.

Artículos relacionados