Bankia podría revisar su objetivo de beneficio por el retraso en la subida de tipos del BCE

Bankia
Bankia

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha abierto la puerta a una revisión de su objetivo de beneficio para 2020 por el retraso en la subida de tipos de interés, pero ha reiterado su compromiso de repartir 2.500 millones de euros en dividendos a lo largo de los tres años que contempla su plan estratégico.

Así lo ha indicado el directivo durante su intervención en el seminario 'Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía' organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie), en la que también ha reconocido que el retraso en la subida de tipos "no será buena" para los planes de privatización de Bankia.

El Plan Estratégico 2018-2020 de la entidad contemplaba alcanzar un beneficio de 1.300 millones el próximo año y repartir 2.500 millones en dividendos.

Si bien Goirigolzarri asegura que no hay dudas sobre el segundo objetivo, ya que la entidad tiene palancas suficientes para cumplir con dicho compromiso independientemente de la evolución de los tipos de interés, el directivo ha reconocido que en Bankia están "evaluando" la estimación de beneficio, aunque no hay una decisión tomada.

"Ya veremos si lo hacemos o no. Lo evaluaremos, como estamos evaluando permanentemente la cifra de beneficio (..). En el caso de que hagamos algún tipo de modificación la haremos, pero ahora no toca", ha matizado.

Goirigolzarri ha asegurado que se siente cómodo en una situación de tipos de interés bajos, no así cuando las tasas son negativas, pero ha reconocido que un nuevo retraso en la subida de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE) penalizará el precio de mercado de las acciones de los bancos, lo que consecuentemente perjudicará a los planes de privatización de la entidad.

Asimismo, Goirigolzarri ha afirmado que su relación con los distintos gobiernos durante su periodo al frente de Bankia, tanto con el PP como con el PSOE, se ha desarrollado "de forma satisfactoria". "Los dos han mantenido una exquisita conducta, no veo ninguna razón para que no ocurra en el futuro", ha indicado.

PRIVATIZACIÓN El presidente de Bankia es partidario de privatizar el banco, actualmente controlado en un 61% por el FROB, pero es consciente de que el precio actual de sus títulos, que ronda los 2,12 euros, impide que el momento actual sea "el más propicio" para llevar a cabo dicha operación.

Durante su intervención, el directivo ha reconocido que "sufre" con la evolución de la cotización, pero más aún con la devolución de ayudas públicas que recibió Bankia en el marco de su rescate.

Goirigolzarri ha reiterado que el dinero público destinado al rescate financiero no sirvió para "rescatar a los bancos", a sus accionistas o a sus gestores, sino a sus depositantes. Además, ha asegurado que sirvió para garantizar los ahorros de los ciudadanos y restablecer el crédito.

En otro orden de cosas, el directivo ha reiterado que la participación en Caser no es una inversión estratégica para la entidad.

Artículos relacionados