BOLSA

Amper avanza en su plan estratégico

La po­si­tiva evo­lu­ción del plan es­tra­té­gico puesto en marcha por Amper en 2018 y que cul­mi­nará el pró­ximo ejer­cicio está ayu­dando a afianzar la po­si­ción de la com­pañía en el mer­cado. Ya era hora, desde luego. El úl­timo hito en la con­se­cu­ción de este plan ha sido la firma de un im­por­tante con­trato con Navantia.

En concreto, la división naval/eólica de su filial Nervión y, ha cerrado con Navantia la contratación de cinco plataformas flotantes para el programa Kincardine, un parque eólico marino situado en Aberdeen, Escocia, con una potencia total de 50 MW.

El contrato se eleva por encima de los 23 millones de euros más impuestos y supondrá un año de trabajo para más de 200 operarios. El papel de Amper consistirá en la ejecución de trabajos de ensamblaje, armamento, electricidad, entre otros. dentro de las actividades propias de construcción modular y servicios que realiza la filial industrial de Amper en el Eólico Marino, donde Amper Industrial es referencia y aporta valor añadido.

Este es el séptimo contrato en el que participa Nervión desde su introducción en el sector en el año 2014, consolidando al grupo como un líder en la fabricación seriada de componentes de parques eólicos offshore. De hecho, los trabajos serán similares a los ya realizados en el Proyecto Windfloat para EDP, el cual se encuentra en su fase final.

Los expertos esperan que este tipo de noticias puedan sacar pronto a Amper del rango lateral entre los 0,25 y los 0,30 euros por acción en el cual ha quedado imbuida después de duro ajuste sufrido en la recta final del año pasado ante el arrastre provocado por las malas condiciones generales de las bolsas. Para ello, sin embargo, todavía le queda mucho por hacer, sobre todo si los temores de ralentización de la economía mundial se confirman y se frenan las inversiones en grandes proyectos.

Artículos relacionados