BOLSA

Telepizza, un adiós anunciado

Salvo hon­rosas y muy es­casas ex­cep­cio­nes, las se­gundas partes nunca fueron bue­nas. Esa es la lec­ción que de­berán re­cordar los ac­cio­nistas que apos­taron por Telepizza en su re­greso a Bolsa en 2016.

Tras un primer periplo de más de una década, entre 1996 y 2007, en lo que fue capaz de lo mejor y de lo peor, la compañía decidió iniciar una nueva aventura bursátil en 2016 que ha resultados ser un nuevo fiasco para los pequeños inversores.

La empresa de comida rápida protagonizó hace tres años una de las peores salidas en la historia de la Bolsa española con un desplome de su cotización de cerca del 20% desde su precio de inicial de 7,75 euros por acción. Un precio que ya de por sí se situaba en la parte baja de la horquilla inicialmente prevista. Una señal inequívoca de lo que esperaba al grupo pizzero con un “free float” del orden del 75% por aquel entonces.

Ahora, finalmente, la junta general de accionistas de Telepizza ha aprobado la exclusión de Bolsa por amplia mayoría, Algo previsto tras la opa voluntaria lanzada por KKR y sus socios Torreal, Artá, Safra y Altamar a 6 euros por acción que le ha permitido hacerse ya con más de un 96% del capital.

Al ser una opa voluntaria y mantener una orden de compra sostenida, el fondo considera que no es necesaria una opa de exclusión y así lo ha expuesto a la CNMV. De este modo, la operación podría concretarse en las próximas semanas.

Al tiempo, la junta ha aprobado el pago de un dividendo extraordinario de 131 millones de euros que se abonará el 21 de junio. Este importe se descontará de la opa sostenida que a partir de la fecha ex dividendo pasará a ser de 4,7 euros por acción.

Una salida del mercado que, pese a la decepción, dejará un importante vacío en el sector de la alimentación en la bolsa española, cada vez más débil y con menos peso para atraer inversión de calidad.

Artículos relacionados