El con­senso del mer­cado da un po­ten­cial a sus ac­ciones su­pe­rior al 20%

Los analistas se suben al barco de Telefónica por el dividendo y el potencial del 5G

Las subastas en Brasil, España o Reino Unido, un gran ca­ta­li­zador para la ope­ra­dora

Álvarez Pallete, pte. Telefónica.
Álvarez Pallete, pte. Telefónica.

La ba­talla por el 5G no ha hecho más que co­menzar para la ma­yoría de las ope­ra­do­ras, entre las que des­taca Telefónica. La com­pañía es­pañola in­tenta si­tuarse a la ca­beza de Europa en cada una de las subastas y pa­rece que con esta me­cá­nica se puede ga­ran­tizar el po­ten­cial de cre­ci­miento de largo plazo. Por eso, los ana­listas cada vez se suben más al ca­rro: por el atrac­tivo que sigue te­niendo su ren­ta­bi­lidad por di­vi­dendo, su­pe­rior al 5%, y la ca­pa­cidad de sumar in­gresos por la nueva red en el fu­turo.

En Alemania, Telefónica ya mostró cómo quiere que funcione su músculo sobre la tecnología del 5G. La operadora cerró una inversión en frecuencias de 1.425 millones de euros del global de 6.550 millones de euros que se subastó. Un punto de partida bastante prometedor teniendo en cuenta que la mayoría de los países en los que opera aún no han repartido su volumen de frecuencias.

El equipo gestor se está frotando las manos con las posibilidades que tiene a partir de ahora. Los próximos países que abrirán la veda y en los que la firma que preside José María Álvarez-Pallete tiene importantes intereses son Brasil, España y Reino Unido, por orden de importancia. Sin embargo, no se espera que se produzcan hasta entrado el 2020. En principio.

En cuestión de unos meses deberá hacer frente a nuevas licitaciones, mientras que en Colombia, Perú y Argentina se planea que se subaste mayor espectro. Eso sí, por lo pronto el presente ejercicio será el que mayor inversión en 5G asumirá Telefónica en los últimos años. El mayor volumen de inversión destinado a espectro que se conoce desde 2015.

Esta es una de las razones por la que los analistas siguen pensando que puede tener recorrido en los mercados y por la que recomiendan su inversión. El consenso de analistas considera que puede tener un potencial del 20% sobre los niveles en los que cotiza en la actualidad, superando los 7,35 euros por título.

El respaldo claro de las firmas de análisis

Un movimiento al alza esperado en la bolsa que llega de la mano del respaldo de los expertos a las estrategias que está llevando a cabo el grupo telefónico. Sin ir más lejos, la empresa terminó el primer trimestre del año en cifras récord de liquidez, al alcanzar los 24.000 millones de euros.

Esta mayor solidez ha llevado a que casas de análisis como la estadounidense Jefferies seleccione a Telefónica dentro de su lista de valores europeos predilectos. No pasan por alto esta situación que tiene y en su última actualización con un precio objetivo de 9,60 euros por acción, lo que supone un potencial cercano al 30% sobre su cotización actual.

La firma de inversión cree que tiene atractivo como “valor de futuro” y además considera que su rentabilidad por dividendo, que supera el 5%, puede actuar como protección para las carteras en el largo plazo. En esta partida, Telefónica empleará más de 1.000 millones de dólares para repartir a sus accionistas y se estima “que mantenga esa política próximamente”.

De igual modo, entidades como Independent Research o Berenberg, también consideran que la operadora puede tener mayor recorrido en los mercados sobre el momento que atraviesa en el presente.

La incertidumbre de los precios de las subastas

Si hay una duda que puede perseguir al conjunto del sector es el es el de los precios ante las próximas subastas, tal y como explicaba recientemente Bloomberg Intelligence. Si nos centramos en Alemania las cifras que se han cerrado han sido muy parecidas a las de Italia del pasado otoño que generó bastante miedo dentro de las operadoras.

Con todo y con ello, Citi Research, en un informe para sus inversores, indicó que a pesar de que el coste por MHz fue mayor de lo que se esperaba, el precio medio se situó por debajo de los precios establecidos en la subasta de Italia.

Artículos relacionados