LA SEMANA BURSÁTIL

La Fed podría despertar al mercado

Las bolsas han cum­plido esta se­mana a ra­ja­tabla las pre­vi­siones de es­ta­bi­lidad apun­tada por los ana­listas ante la falta de datos macro re­le­vantes y a la es­pera de la im­por­tante reunión en estos días de la Reserva Federal.

En esta dinámica de esperar y ver, el índice Ibex 35 apenas se anotó una suave pérdida del menos del 0,5% en el cómputo global de las cinco últimas sesiones para quedar ligeramente por debajo de los 9.200 puntos. El mercado asienta así sus posiciones, pero sigue dando muestras de los difícil que será romper las zonas de resistencia claves para volver primero y superar después los máximos del año.

El contexto económico no parece que vaya a jugar a favor en la segunda mitad del año. El resurgimiento de las tensiones comerciales tendrá probablemente efectos perniciosos tanto en la propia economía de EEUU como en la de China. La ausencia de un acuerdo arancelario amenaza con empañar las cifras de crecimiento norteamericano, al tiempo que pone en grave riesgo la capacidad del gigante asiático.

La introducción de aranceles adicionales supuso una caída del 2,5% del yuan frente al dólar en mayo apenas compensado en parte por el impacto de los impuestos aplicados a las exportaciones americanas. Todo ello hace temer una erosión del PIB chino del orden del 0,8% durante este año y del orden del 1% en el próximo. Estas estimaciones si podrían quedar incluso cortas si la administración Trump decide gravar el resto de las importaciones hacia su territorio.

Europa tampoco se queda al margen por el elevado riesgo de que la incertidumbre comercial termine por filtrarse al mercado laboral y afecte al sector de los servicios, que hasta la fecha se ha mostrado más resistente. De momento, las sólidas cifras de empleo en el Viejo Continente parecen descartar esta posibilidad, aunque la caída de la producción industrial empieza a ser una fuente de preocupación para el BCE.

Es más, la inyección de estímulos en China podría respaldar a Europa en la segunda mitad de este ejercicio. Otro factor positivo para la región, pendiente del Brexit, será la previsible congelación de los aranceles a las importaciones de automóviles a EEUU en los próximos seis meses, según los analistas.

En fin, un equilibrio de fuerzas que augura un prolongado período de consolidación las bolsa internacionales y especialmente en las españolas si la reunión de la Reserva Federal no lo remedia con una rebaja de tipos.

Calendario semanal de Bolsa

De este modo, esta semana que entra será clave en el devenir en el corto plazo pendiente de la importante reunión de la Reserva Federal cuya resolución en política monetaria será conocida el miércoles. Ello sin contar además con la complicación adicional para los operadores del próximo vencimiento trimestral de opciones y derivados.

De momento, la semana arranca hoy lunes sin grandes referencias, lo más destacado será el Empire State Manufacturing americano.

Más intensa será la sesión del martes, con el índice de confianza empresarial del instituto económico alemán ZEW, el IPC y la balanza comercial en la zona euro. A ello hay que añadir los datos de construcción de nuevas viviendas y los permisos de construcción que llegarán desde EEUU.

La sesión del miércoles apenas ofrecerá datos de interés, apenas destaca las cifras de inflación en el Reino Unido. Los inversores, por tanto, volcarán toda su atención en el resultado de la reunión de dos días del comité abierto de la Reserva Federal. En los mercados se empieza a barajar la hipótesis de una rebaja de tipos de interés en esta o en próximas reuniones. Aunque la decisión se conocerá con los mercados europeos ya cerrados, la decisión, que mantendrá en vilo a los operadores no se dejará sentir hasta el día siguiente en Europa.

Además del efecto de esta decisión, la sesión del jueves vendrá marcada además por la reunión del Banco de Inglaterra. Este día, se conocerá también la confianza consumidora de la zona euro, la Fed de Filadelfia y el índice de indicadores estadounidense que anticipa la evolución futura de la economía.

La agenda financiera internacional del viernes viene cargada de citas importantes, empezando por el vencimiento trimestral de derivados que puede amplificar el efecto de las noticias macro. El último día de la semana bursátil estará marcado a su vez por los indicadores de actividad PMI que se conocerán en Europa, en el conjunto de la zona euro y en EEUU. Al otro lado del Atlántico se conocerán además las ventas de viviendas de segunda mano, importantes para medir la evolución del consumo.

Artículos relacionados