BOLSA

CAF no deja de engordar su cartera

La pér­dida de con­fianza de los con­su­mi­dores ante el temor a una ra­len­ti­za­ción de la eco­nomía global en la se­gunda mitad del ejer­cicio está lle­vando a mu­chos ope­ra­dores a buscar re­fugio en em­presas in­dus­triales con am­plias car­teras de pe­dido que ga­ran­tizan su ac­ti­vidad para los pró­ximos años. Una de las com­pañías que más in­terés ge­neran en este sen­tido es CAF.

El fabricante de ferrocarriles, con una amplia base de su accionariado entre los propios trabajadores, no ha hecho más que engorar en estos meses su cartera de negocios en un entorno muy competitivo con dos grandes gigantes mundiales dominando el sector.

Al respecto, la cotizada española se adjudicó la semana pasada un contrato para el diseño, fabricación y suministro de una flota de 43 trenes para la línea Docklands Light Railway (DLR), gestionada por Transport for London (TfL) en el Reino Unido. El contrato contempla un acuerdo que incluye los servicios de soporte técnico y suministro de repuestos para la flota.

Se trata de la última de una serie de adjudicaciones recientes para CAF, que incluyen el suministro y mantenimiento de DMU para la franquicia de Wales & Borders, la rehabilitación de 43 unidades RER MI2N para la red del Metro de París, así como el suministro y mantenimiento de 29 unidades regionales diésel-eléctricas para Nueva Gales del Sur en Australia.

Estas modernas unidades, sin conductor, estarán formadas por cinco coches, basándose en el exitoso diseño de los vehículos de metro de CAF, y se estima que inicien el servicio con pasajeros en el año 2023. Gran parte de los trenes reemplazarán a las unidades más antiguas de las que dispone actualmente DLR, que tienen ya más de tres décadas a sus espaldas, mientras las diez unidades adicionales contribuirán a incrementar la frecuencia y la capacidad en toda la línea.

Las nuevas unidades tendrán una longitud similar a la de los trenes de tres coches operativos en la actualidad en la línea DLR, pero proporcionarán una serie de mejoras adicionales a los pasajeros. Esto incluye la tecnología más avanzada en cuanto a información visual y audio en tiempo real sobre el viaje, además de aire acondicionado, puntos de carga de dispositivos móviles, áreas de usos múltiples (para sillas de niños, bicicletas y equipaje) y espacios reservados a sillas de ruedas.

La renovación y ampliación de trenes contribuirá al plan estratégico del alcalde de Londres en el ámbito de transporte en su búsqueda por hacer de esta cosmopolita ciudad un lugar más verde y más confortable para vivir, trabajar y visitar, contribuyendo también a la creación de empleo y nuevas viviendas.

Este pedido, por lo demás, reafirma al Reino Unido como un mercado estratégico para CAF a pesar del Brexit. No en vano, la compañía acaba de presentar oferta para competir en la subasta para suministrar los primeros trenes AVE del país. Un contrato cuya adjudicación se prevé para el próximo año y en el que la cotizada española competirá con su modelo de tren AVE 'Oaris'.

Unas perspectivas de futuro inmejorable que justifican el interés de los bolsistas. Pese al ajuste desde los máximos sobre los 45 euros alcanzados en abril, el grupo mantiene una revalorización anual del orden del 10%. En estos días, gracias a la consecución de contratos, ha retomado además la tendencia alcista con rumbo hacia esos máximos.

Artículos relacionados