Monitor del Seguro

Su papel en el desa­rrollo de ten­den­cias como el en­ve­je­ci­miento de la po­bla­ción es clave

El sector asegurador, una megatendencia

Cambio cli­má­tico o di­gi­ta­li­za­ción son otras de las ideas de fu­turo de las que se van a be­ne­fi­ciar

inversion
inversion

Invertir en ase­gu­ra­doras es ha­cerlo de ma­nera tras­versal en la ma­yoría de las me­ga­ten­den­cias del mo­mento: en­ve­je­ci­miento de la po­bla­ción, cambio cli­má­tico o tec­no­logía son temas por los que los in­ver­sores de hoy apuestan pen­sando en el mañana y en lo­grar ren­ta­bi­li­dades en el largo plazo de forma sos­te­nida en el tiempo. Temas todos ellos que el sector ase­gu­rador co­noce bien, y no desde ayer.

Por ejemplo, invertir siguiendo la tendencia del envejecimiento de la población supone hacerlo en empresas de sectores que puedan beneficiarse de esos cambios estructurales demográficos, como puede ser el de salud, ocio o consumo. Pocas veces se menciona en este ámbito a las aseguradoras. Y, sin embargo, son empresas que llevan mucho tiempo analizando el impacto del envejecimiento de la sociedad y alertando de las consecuencias en un ámbito clave y muy concreto, el de las pensiones.

Una sociedad más longeva es un problema para la sostenibilidad del sistema público de pensiones tal y como lo conocemos hoy, por eso desde el sector asegurador se está impulsando una reforma que incluya el desarrollo de la previsión social complementaria, con el objetivo de que el ahorro capitalizado a través de estos instrumentos, en el ámbito individual y empresarial, equilibre la pérdida de generosidad que experimentará el sistema de reparto actual.

Este equilibrio es necesario para garantizar el poder adquisitivo de las personas más allá de la jubilación y el mantenimiento del poder adquisitivo, con las implicaciones que tiene para el resto de sectores que se supone se beneficiarán de la tendencia de la población a vivir más años, como son los mencionados del consumo y ocio.

Aparte de ser un gran conocedor de las implicaciones del envejecimiento de la población, con lo que ello conlleva de previsión y adelantamiento a las nuevas tendencias, el sector asegurador también se beneficiará de ese mayor desarrollo del ahorro privado, ya que una parte significativa del mismo acabará en sus productos. Según los últimos datos de ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones) del primer trimestre del año, la industria manejaba algo más de 192.000 millones de euros en ahorro de sus clientes canalizados a través de seguros de Vida, y otros casi 43.000 millones en planes de pensiones. En total, unos 235.000 millones de euros, una cifra relevante que podría serlo aún más si se incentivan estos productos.

Otra megatendencia en el ámbito inversor es la relacionada con el medioambiente y el cambio climático. De ella se favorecerán empresas relacionadas con las energías renovables y no contaminantes, entre otras. Y en este ámbito volvemos a encontrar a un sector asegurador con una experiencia en el área que no tiene ningún otro tipo de entidades. Las aseguradoras son expertas en las consecuencias del cambio climático, no en vano se trata de una industria que se dedica a proteger y a cubrir riesgos, como los derivados de las catástrofes naturales, eventos que se están incrementando por efecto del calentamiento global.

Según el informe de Aon Weather, Climate & Catastrophe Insight: 2018 Annual Report, el año pasado se produjeron 394 catástrofes naturales que generaron pérdidas económicas por valor de 225.000 millones de dólares, de las cuales 90.000 millones fueron cubiertas por los programas de seguros contratados tanto por el sector privado como el público. En el caso de España, hay que recordar que el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) cubre los riesgos de catástrofes naturales: las indemnizaciones pagadas por el CCS entre 2005 y 2017 para cubrir daños materiales causados solo por tempestades ciclónicas superaron los 877 millones de euros.

El papel del seguro es clave en la lucha contra el cambio climático. Según datos del Banco Mundial, cada año los desastres naturales causan daños económicos por valor de 300.000 millones de dólares y llevan a la pobreza a 26 millones de personas. Protegerse a través de instrumentos como las pólizas de seguros y prevenirlos a través de sistemas de alerta temprana podría reducir de forma considerable el impacto de estos desastres en el bienestar de la población.

Otra de las megatendencias del momento es la tecnología. En este ámbito los inversores tienen un amplio espectro de sectores y subsectores en los que bucear en búsqueda de oportunidades. Dos de los que más interés han despertado y en los que más se confía de cara al futuro son el big data y la inteligencia artificial. Y de nuevo aquí el sector asegurador tiene mucho que decir. La gran cantidad de datos que maneja convierte a la industria en una de las mejor posicionadas para aprovecharse de sus ventajas.

De hecho, el 87% de los directivos de compañías de seguros señalan que van a invertir este año en herramientas tecnológicas de analítica avanzada y big data, según el informe 'Perspectivas España 2019' realizado por KPMG en colaboración con la CEOE, y presentado recientemente. La importancia que tiene la digitalización para el sector también la muestra el hecho de que desde Unespa se haya impulsado la creación de un consejo asesor en materia de innovación.

Además, hay otra vertiente tecnológica que hace al sector especialmente atractivo desde este punto de vista, el desarrollo del fenómeno insurtech que, al contrario de lo ocurrido en el sector bancario, ha ido de la mano de las compañías aseguradoras tradicionales. Según los últimos datos de la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) de 2018, existen 60 alianzas entre insurtech y aseguradoras, y seguro que a estas alturas de 2019 serán bastantes más.

Como se aprecia, el papel del seguro en el desarrollo de las nuevas tendencias que marcarán el futuro y que los inversores están deseando explotar es clave, aunque a día de hoy no sea visible.

Artículos relacionados