BOLSA

Ferrovial, confianza ciega

Las pér­didas re­gis­tradas en los úl­timos tri­mes­tres no han sido im­pe­di­mento para que Ferrovial, una cons­truc­tora que lucha contra sus fan­tas­mas, haya al­can­zado y se man­tenga en zona de má­xi­mos.

Algo de lo que pocas compañías españolas pueden presumir hoy en día. El más, el grupo constructor es uno de los que mejor aguantó las sacudidas del mercado en la recta final del año pasado y este ejercicio acumula una revalorización superior al 20%.

Y eso a pesar de cerrar el pasado ejercicio con un balance negativo de 448 millones de euros y de empezar el nuevo año con unas pérdidas de 98 millones de euros debido a las fuertes provisiones a realizar por la demora en la construcción de varias autopistas en EEUU.

Los operadores, sin embargo, están valorando muy positivamente la fortaleza operativa en todas sus unidades de negocio -aeropuertos, infraestructuras, construcción y servicios-, mientras sigue engordando su cartera.

A finales de mayo se ha adjudicado un gran contrato en el Reino Unido para realizar un túnel por debajo del Támesis que supondrá inversiones por valor de unos 1.200 millones de euros, y otro más pequeño en Australia por unos 90 millones de euros para el mantenimiento de la refinería más grande del país. Estos contratos se suman a los ya logrados en el primer trimestre, entre los que destaca los obtenidos en Canadá para la operación y mantenimiento de carreteras. Todo ello garantiza la actividad futura de la compañía con una cartera de pedidos superior a los 11.000 millones de euros.

El mercado espera además que para finales de este mes de junio quede definitivamente resuelto el conflicto legal entre el Ayuntamiento de Birmingham y su filial británica Amey, después de que esta haya mostrado su disposición a abonar 300 millones de euros a cambio de liberarse de un contrato que le ha generado importantes pérdidas. El acuerdo, señalan los analistas, podría ser el primer paso para la posible venta de esta filial al no haber encajado en el perímetro de Ferrovial.

Esta solidez operativa es la que lleva al mercado a confiar ciegamente en el alto potencial de Ferrovial. El consenso del mercado sitúa el precio objetivo del grupo constructor y de servicios en torno a los 23 euros por acción, con un potencial de revalorización del orden del 10% adicional al sumado desde comienzos de año. Eso supondría además superar los máximos históricos cercanos a los 22 euros registrados en abril.

Para ello cuenta con el apoyo de los analistas. Según la consultora Facset, de los 22 firmas que siguen al valor, 13 recomiendan comprar, 3 sobreponderar y seis mantener. Ninguna casa de análisis, por ahora, observa problemas que puedan aconsejar la venta del valor.

Artículos relacionados