Zapatero y Rajoy ele­varon el en­deu­da­miento muy por en­cima de los 400.000 mi­llones cada uno

La deuda pública, bomba de relojería del Estado, se ha cuadruplicado en diez años

Alcanza los 1,165 bi­llones de pe­setas desde los 291.377 mi­llones de euros de 2008

Deuda pública
Deuda pública

La deuda pú­blica está des­bo­cada en los úl­timos diez años y cons­ti­tuye el enemigo pú­blico nú­mero uno para el Gobierno sur­gido de las úl­timas elec­ciones ge­ne­ra­les. Desde que es­ta­llara la crisis a me­diados del año 2008, el en­deu­da­miento del Estado, las co­mu­ni­dades au­tó­nomas y los ayun­ta­mientos ha te­nido un cre­ci­miento im­pa­ra­ble. La deuda se había mul­ti­pli­cado por cuatro al cierre del pa­sado año.

Los analistas coinciden en que el factor de mayor inestabilidad de la economía española es la deuda pública. El endeudamiento del Estado, las comunidades y los ayuntamiento en cada ejercicio se sitúa en unos 200.000 millones de euros. En estos momentos, los tipos de interés se encuentran en niveles de mínimos históricos, incluso son negativos, pero el gran riesgo de la deuda vendrá cuando los intereses vuelvan a subir.

Cada punto de alza supondrá 2.000 millones más de gastos financieros para el Estado. Una cifra equivalente al último plan de choque contra el desempleo juvenil puesta en vigor a finales del año pasado. El problema es que , además es que un cambio de ciclo se traduzca en una elevación de dos a tres puntos en los tipos de interés.

La deuda pública no constituye un concepto abstracto. Se trata de la financiación del déficit público generado en los últimos cuarenta años. En estas cuatro décadas, sólo en los años 2006 y 2007 se ha producido una ligera reducción del endeudamiento de las administraciones públicas, gracias al superávit de las cuentas públicas. Hay que decir que este endeudamiento formidable equivaldría a una deuda por español de unos 25.000 euros.

Pero los últimos diez años han tenido efectos demoledores sobre el endeudamiento del Estado, las comunidades autónomas y los ayuntamientos. A mediados de 2008 apenas había deuda por importe de 291.377 millones de euros. Hoy, los españoles deben nada menos que 1,165 billones de euros.

Lastre de la crisis

Los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero elevaron la deuda en 452.154 millones de euros en tres años y medio. Fueron los peores momentos, por la crisis económica mundial y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria española. Rajoy ha elevado de una manera más modesta la deuda, en 422.237 millones de euros, aunque en este caso fue en un periodo de tiempo más dilatado, de seis años y medio.

Los especialistas comentan que la mejor fórmula para contrarrestar el peligro de la deuda es reducir la ratio de endeudamiento sobre el producto interior bruto (PIB) de la economía. Y la fórmula más idónea para ello es incrementar el PIB porque en una división, un denominador más grande reduce la ratio final. En este momento la deuda sobre PIB de España se encuentra anclada en algo menos del 100%.

Los expertos advierten que el desequilibrio que existe en España entre gastos e ingresos en los presupuestos anuales se sitúa en los 30.000 millones de euros. Una cifra mayor es lo que corresponde a la partida de pago de los intereses de la deuda en cada ejercicio. De modo que estas variables se han situado en un círculo vicioso que resulta muy difícil de abandonar.

Artículos relacionados