El banco sor­prende co­lo­cando deuda a tipos muy por de­bajo de lo es­pe­rado

Sabadell deja atrás lo peor en Bolsa por los resultados y sus bonos a bajo precio

Morgan Stanley sube su re­co­men­da­ción y apun­tala el re­bote bur­sátil de la en­ti­dad.

Morgan Stanley
Morgan Stanley

Banco Sabadell está dando la pri­mera ale­gría con­sis­tente en mucho tiempo a los ac­cio­nis­tas. Después de probar la cara más amarga de la Bolsa en el primer tri­mestre mar­cando mí­nimos his­tó­ricos muy poco por en­cima de los 0,8 eu­ros, el banco que pre­side Josep Olou es el que más y mejor está ren­ta­bi­li­zando los re­sul­tados del primer tri­mestre el año, que su­pe­raron las me­jores pre­vi­siones del mer­cado. Pero esta no ha sido la única sor­presa po­si­tiva.

En el tramo final de abril, la entidad salió al mercado para vender 1.000 millones de euros en deuda no preferente. La colocación fue un éxito de demanda, ya que hubo peticiones por cuatro veces la oferta. Pero la gran sorpresa llegó de la mano del precio, ya que la entidad colocó estos títulos con capacidad para absorber pérdidas con un cupón del 1,75% que se situó muy por debajo de lo esperado y que demuestra que ha cambiado la percepción sobre Sabadell.

"Era difícil prever que Sabadell pudiera emitir por debajo de los 200 puntos básicos y lo ha conseguido con absoluta suficiencia. Si hace apenas un mes el banco estaba en tela de juicio, los resultados del primer trimestre lo han cambiado todo. No sólo se consolida la recuperación en bolsa, sino que el banco tiene las puertas de los mercados de deuda abiertas de par en par", señalan fuentes del mercado sorprendidas por el rápido cambio de sesgo del valor.

Las buenas noticas para Sabadell se han completado con una recomendación de compra por parte de Morgan Stanley. El gigante estadounidense cree que ahora hay mucha más visibilidad en torno al grupo. El margen financiero seguirá sufriendo durante dos años, pero la resolución de los grandes problemas de su filial británica TSB y su capacidad para generar capital son un aliciente para una entidad que lo ha hecho claramente peor que sus competidores nacionales en el último año.

"Conviene tener en cuenta de dónde viene Sabadell antes de cantar victoria. Hace unas pocas semanas marcaba mínimos sin precedentes en bolsa y se hablaba de fusión con Bankia y ahora parece que todos los problemas han quedado atrás. Hay que aplicar el término medio, aunque creo que podemos estar de acuerdo en que el castigo que había recibido el banco había sido muy excesivo", señalan en una gran gestora nacional.

La realidad es que el banco ha encadenado operaciones que han ido recuperando la mermada confianza de los inversores. La venta de Solvia, de su plataforma inmobiliaria y de nuevos activos tóxicos han tranquilizado a los inversors sobre la solvencia del grupo. Morgan Stanley cree que en lo que queda de año puede ganar otros 0,60 puntos de capital CET 1 'fully loaded' hasta un total del 11,6%. Un porcentaje cuya consecución normalizaría aún más a la entidad en los mercados.

En bolsa, Sabadell está aprovechando el viento de cola para apuntalar niveles que durante todo el año se habían mostrado muy duros de pelar. De momento, gana enteros por encima de 1 euros por acción. Aun le toca consolidar un rebote desde mínimos que ha apaciguado los ánimos en los mercados, pero que no pasa de una gran reacción que necesitará refrendo. Aunque sigue por debajo de los 6.000 millones de euros de valor en bolsa, Sabadell ha parado el primer gran golpe en el mercado de valores.

Artículos relacionados