DESDE EL PARQUET

Cellnex, en otra dimensión

Los ac­cio­nistas se mues­tran muy sa­tis­fe­chos con la nueva di­men­sión que está ad­qui­riendo Cellnex en los úl­timos me­ses. No podía ser para me­nos. Un in­tenso pro­ceso de trans­for­ma­ción que se em­pieza a re­flejar en su cuenta de re­sul­ta­dos.

La compañía de infraestructuras de telecomunicaciones ha logrado alcanzar el punto de equilibrio en el primer trimestre frente a las pérdidas de 37 millones en igual período del pasado año.

Una mejora sustentada en un crecimiento del 11% tanto de los ingresos como del Ebitda, hasta los 241 millones y los 159 millones de euros respectivamente en el que ha tenido un importante papel su creciente expansión internacional. El 49% de los ingresos y un 58% del ebitda se generan ya fuera del mercado español con Italia como el segundo mercado más importante con un 27% de los ingresos del grupo.

Buena muestra del interés que genera la compañía ha sido éxito de su reciente ampliación de capital por 1.200 millones de euros destinada a financiar la ampliación del portafolio de infraestructuras de telecomunicaciones que gestiona en Europa. La demanda de los inversores superó en más de 16 veces la oferta de nuevas acciones y el 98,8% de los titulares de derechos de suscripción preferente acudieron a la ampliación. Las 66,9 millones nuevas acciones emitidas empezaron a cotizar el 27 de marzo.

Este dinero ya está empezando a encontrar destino en nuevos proyectos de crecimiento destinados a ampliar la presencia de Cellnex en mercados clave. En este marco se encuadra los recientes acuerdos estratégicos de colaboración con Iliad en Francia e Italia, así como con Salt en Suiza.

En el caso de Francia el acuerdo se concreta en la participación conjunta en una nueva compañía, 70% de Cellnex y 30% de Iliad, que gestionará los 5.700 emplazamientos actualmente integrados en Free, el operador francés de voz y datos. En Italia Cellnex adquirirá a Iliad Italia los 2.200 emplazamientos con los que cuenta este operador en el país transalpino.

Paralelamente Cellnex ha cerrado un acuerdo con SALT, el tercer operador móvil suizo para controlar el 90% de una nueva compañía que gestionará los 2.800 emplazamientos de telecomunicaciones actualmente integrados en Salt.

De este modo, la cartera actual del grupo de 29.000 emplazamientos crecerá en más de un 50% hasta alcanzar los 45.000, con unas inversiones superiores a los 4.000 millones de euros. La resultante de este conjunto de acuerdos en términos de “backlog”, volumen de ventas contratadas por parte de Cellnex, es un crecimiento de 18.000 millones, hasta alcanzar los 36.000 millones.

El grupo reforzará así su rol de operador neutro de infraestructuras en los seis países donde está presente. Una mayor densidad y capilaridad de las redes de emplazamientos que potencia el papel de Cellnex como socio natural del conjunto de operadores móviles en Europa para complementar sus capacidades en el despliegue del 4G y acelerar el del 5G.

Todo ello además logrado con una estructura de deuda estable referenciada a largo plazo. A 31 de marzo, la deuda se situaba en 2.113 millones de euros frente a los 3.166 millones a cierre de 2018. Cellnex cuenta además con a acceso a liquidez inmediata por un importe de unos 2.800 millones de euros que viene a reforzar su rating de grado de inversión.

Un conjunto de factores que están animando la cotización de la compañía. No en vano, Cellnex se ha colocado en estos días entre las tres empresas más alcistas del Ibex 35 en el conjunto del año con una revalorización superior al 33% tras superar por primera vez en su historia los 28 euros por acción.

Máximos que los expertos creen que se quedarán cortos en un futuro inmediato, aunque no cabe descartar correcciones ante una posible recogida de beneficios. No hay que olvidar que el valor lleva desde finales de 2016 en tendencia alcista y algunos operadores pueden considerar hacer caja en cualquier momento.

Artículos relacionados