DESDE EL PARQUET

Ezentis, pequeños pasos adelante

Después de años de zo­zobra y sin­sa­bo­res, el grupo Ezentis ha lo­grado re­vertir sus cuentas y ha ce­rrado el primer tri­mestre del ejer­cicio con un re­sul­tado po­si­tivo. La em­presa de in­fra­es­truc­turas de te­le­co­mu­ni­ca­ciones y energía de grandes mul­ti­na­cio­nales ha ce­rrado los tres pri­meros meses del ejer­cicio con una ga­nancia de 0,2 mi­llones de eu­ros, frente a las pér­didas del mismo pe­ríodo de 2018.

Un pequeño paso, pero clave para sus expectativas futuras, sustentado en tres grandes factores. El primero de ellos ha sido el notable incremento en el volumen de las operaciones. La compañía ha logrado renovaciones y nuevos contratos por valor de 242 millones de euros entre enero y marzo, lo que supone un aumento del 202% respecto a la contratación del primer trimestre de 2018. Eso le ha permitido impulsar su cartera de pedidos por encima de los 900 millones de euros en contratos plurianuales, lo cual representa 1,9 veces sobre ingresos de los últimos 12 meses.

Durante los tres primeros meses del año, el grupo ha reforzado su actividad en el mercado español gracias a la reciente adquisición a Ericsson de EFF, dedicada a la operación y mantenimiento de telecomunicaciones en el mercado ibérico. Las ventas en España han crecido en términos comparables un 17,4% más respecto al primer trimestre de 2018.

A ello se suma el fuerte aumento de la actividad en Brasil por la puesta en marcha de nuevos contratos, con un aumento del 22% en las ventas, y la reducción de la exposición en Argentina. En total, los tres principales mercados de Ezentis (España, Brasil y Chile) suponen el 84% de los ingresos de la compañía.

Otro factor ha sido la mejora de la compañía en todos los márgenes. Los ingresos han aumentado un 28,6% respecto a 2018, hasta 116,6 millones de euros. El Ebitda se ha elevado a 12 millones, con un crecimiento del 34% en términos comparables (sin considerar el impacto de la nueva norma sobre contabilización de arrendamientos) respecto del ejercicio anterior. La caja operativa, por su parte, se ha situado en el 77% del Ebitda, con un flujo de caja neto positivo de 4,6 millones de euros.

El último factor destacable en el trimestre ha sido la reducción de gastos financieros. El acuerdo de refinanciación firmado con un grupo de entidades y fondos a finales del año pasado ha supuesto un significativo impacto en las cuentas de Ezentis en el primer trimestre. La compañía ha logrado una reducción de 2,1 millones de euros en sus gastos financieros en comparación con el primer trimestre de 2018. La deuda neta se sitúa en 106,9 millones de euros en el trimestre, lo que supone una reducción de 1,1 millones en comparación con el mismo periodo de 2018.

Pese a que los números del primer trimestre mejoran la confianza del grupo para el ejercicio, el mercado se mantiene bastante más prudente a la espera de su consolidación. Las acciones de Ezentis apenas despuntan un 10% este año y eso que partían de niveles muy bajos tras el intenso castigo sufrido sobre todo en el último trimestre. Al menos parecen asentadas en torno a los 0,52 euros, lo cual deja margen para un nuevo impulso hacia la cota de los 0,6 euros donde encuentra su resistencia más consistente.

Artículos relacionados