Pese a la res­tric­ción de oferta las tasas de­be­rían mo­de­rarse pró­xi­ma­mente

La alta demanda presiona los precios inmobiliarios y Colonial se aprovecha

Las rentas de la so­cimi cre­cerán en torno al 3%, según los ana­listas

Colonial
Colonial

En plena tem­po­rada de re­sul­ta­dos, Colonial se en­cuentra en una po­si­ción de ven­taja según las ex­pec­ta­tivas de los in­ver­so­res. Dispone de ca­ta­li­za­dores para se­guir cre­ciendo, pese a los in­di­cios in­ne­ga­bles de la ma­du­ra­ción del ne­gocio in­mo­bi­liario y a otros mu­chos vientos en con­tra. Sin em­bargo, la es­casez de oferta y la alta de­manda pro­pi­cian una subida de los pre­cios y la re­cu­pe­ra­ción del sector le sigue be­ne­fi­ciando. Los ex­pertos coin­ciden en una mayor subida del valor y sus op­ciones como una opor­tu­nidad de in­ver­sión.

La fortaleza del mercado inmobiliario y la gestión de la cartera de la compañía deberían ser dos de los impulsores de las próximas cuentas de Colonial, tras las últimas ventas de activos no estratégicos, e incorporando plenamente los activos procedentes de Axiare a la comparativa anual. Hay muchas voces que temen que las subidas hayan podido llegar a su fin, pero la realidad es que el ladrillo no frena, por el momento.

De ahí a que las firmas de análisis sigan apostando por firmas como esta para un tirón al alza en los mercados. Desde Renta 4 prevén un crecimiento de las rentas del 3% en el primer trimestre del 2019 hasta alcanzar los 91 millones de euros, apoyado principalmente por el fuerte aumento de rentas en los activos logísticos, con un incremento cercano al 26% hasta superar los seis millones de euros.

No es lo único que juega a favor de la empresa. Respecto al resto de la cartera, Madrid volverá a ver crecimientos más normales tras incorporar plenamente al perímetro de comparación los activos procedentes de Axiare, al igual que Barcelona y París, donde el margen de mejora es limitado en el trimestre al no agregar aumentos de capacidad. Por tanto, tiene razones para que los analistas apuesten por su crecimiento.

Con los activos de Barcelona y París ya a plena ocupación no se deberían esperar sorpresas por esa parte en relación a la evolución de su balance. Al mismo tiempo tanto Madrid como los parques logísticos deberían mostrar cierta mejora, logrando ambos segmentos situarse por encima del 90% de ocupación. Otro soplo de aire fresco.

¿Por qué a Colonial se le aventura un buen recorrido? Todo ello deriva de la restricción de oferta y la escasez de producto de calidad en las tres grandes capitales unido a la alta demanda que se extiende también al sector logístico. Por eso, deberíamos continuar viendo cierta presión alcista en los precios, aunque moderando hacia tasas más sostenibles, según prevé Renta 4.

Los títulos de la socimi han repuntado más de un 20% en lo que llevamos de ejercicio. Con todo y con ello el consenso le da un potencial de, al menos, un 10% más sobre sus niveles actuales. Principalmente, porque el mercado inmobiliario sigue vivo y porque el alza de los precios le beneficio.

Por otro lado, con las yields en mínimos en todos los mercados, podríamos continuar viendo en futuros meses una moderación en su caída, como ya se observó en el primer trimestre de hace un año, o incluso un estancamiento en las mismas. Esto es algo que reflejaría la madurez del ciclo y la fuerte recuperación del mercado inmobiliario en las grandes capitales españolas.

Concentración de su negocio

Con este contexto, Colonial ha realizado últimos movimientos para simplificar y optimizar su estructura organizativa. De esta manera decidió absorber hasta nueve sociedades con las que consigue agilizar su gestión y ahorrar costes.

La empresa dirigida por Pere Viñolas ha completado esta operación con su correspondiente inscripción en el Registro Mercantil de la fusión, según notificaba la socimi a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (Cnmv). En este sentido, comenzó esta reestructuración en diciembre de 2018, después de fusionar la socimi Axiare y consolidar su posición de control en su filial francesa Société Fonciéré Lyonnaise (SFL).

La operación que cerraba suponía la fusión de Colonial con nueve filiales, varias de ellas de la extinta Axiare. Con esta operación, los activos y negocios que ostentaban estas firmas pasan a la matriz y las sociedades quedan disueltas. Movimientos realizados en aras de captar una mayor rentabilidad.

Artículos relacionados