BOLSA

Red Eléctrica, juego de tronos

Mientras las aguas bajan re­vueltas en Red Eléctrica ante el poder de su pre­si­dente no eje­cu­tivo Jordi Sevilla. la ac­ción, en cam­bio, sigue en má­ximos sin hacer con­ce­siones a las pre­siones ba­jistas o a la re­co­gida de be­ne­fi­cios.

El último episodio en la lucha de poder interna ha sido el cese por parte del consejo de administración de Juan Lasala como consejero delegado. Puesto que será ocupado por Roberto García Merino, hombre afín a la presidencia, para acometer la nueva estructura corporativa del grupo.

Dicen las malas lenguas que está sustitución es un paso más del ex ministro para asentar su poder tras la toma de control em los últimos meses de tres funciones atípicas para un presidente no ejecutivo como la regulación, la comunicación y la supervisión. Una vez despejado el camino, la siguiente maniobra, anticipan, será una subida de sueldo, no existe un tope como en Aena, y un posible blindaje del puesto.

Esta toma de poder estaría generando un fuerte malestar en el seno de la compañía y una profunda preocupación a nivel político. Conviene recordar que el principal accionista del gestor de la red eléctrica española es la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) con el 20% del capital y cuya presidencia, como empresa vinculada al Estado, suele cambiar cuando cambio el color del Gobierno.

En los mentideros de Bolsa se observa también con preocupación la intención del presidente no ejecutivo de separar los negocios de REE tras la integración de Hispasat y su proceso de expansión en Brasil pues temen que no se haga con el fin de mejorar la gestión, como se asegura desde la compañía, sino con el objetivo real de evitar o reducir el control de la CNMC.

Sea como fuere en este juego de tronos, la compañía sigue contando con el beneplácito de las agencias de calificación, que vienen reiterando un positivo grado de inversión, así como de los accionistas. Pese a la presión de las posiciones cortas, que controlan el 2,7% del capital, y del paso atrás del mercado, los títulos de REE se mantienen muy cerca de los máximos absolutos alcanzados a principios de febrero sobre los 20 euros por acción.

De hecho, REE ha sido uno de los mejores valores del Ibex 35, en este mes de mayo con una revalorización cercana al 5%, solo por detrás de Cellnex que está teniendo un año excepcional.

Artículos relacionados